Por: Jessica Mutis • Colombia.com

Mancha solar gigante supera tres veces el tamaño de la Tierra

La mancha denominada AR3038, creció hasta 2,5 veces el tamaño de la Tierra, es decir, tiene unos 31.900 kilómetros de diámetro.

La mancha solar no representa peligro para la tierra. Foto: Shutterstock
La mancha solar no representa peligro para la tierra. Foto: Shutterstock

La mancha denominada AR3038, creció hasta 2,5 veces el tamaño de la Tierra, es decir, tiene unos 31.900 kilómetros de diámetro.

Lo preocupante del caso, es que la mancha está apuntando hacia la Tierra y esta puede emitir fuertes erupciones solares hacia el planeta produciendo según expertos llamaradas de clase media, que, aunque son moderadas pueden sobrecargar las auroras de la Tierra con pantallas deslumbrantes. Caso contrario ocurre con las erupciones solares X que sí suponen una real amenaza para los astronautas y satélites del espacio, interfiriendo además en las redes eléctricas de la Tierra. 

La AR3038, tuvo su acelerado crecimiento entre el 19 de junio y el 20 de junio por la noche, “Ayer, la mancha solar AR3038 era grande. Hoy es enorme”, “La mancha solar de rápido crecimiento ha duplicado su tamaño en solo 24 horas”. Indicó el pasado miércoles en Spaceweather.com, Tony Phillips, siendo citado por Space.com.

¿Qué pasa si la macha lanza una eyección de masa coronal al planeta Tierra?

Se debe entender que las manchas solares son manchas oscuras en la superficie del Sol, donde gracias al flujo de las cargas eléctricas del plasma solar se crean poderosos campos magnéticos que se inundan antes de romperse repentinamente. El resultado, después de tal liberación de energía es el lanzamiento de ráfagas de radiación llamadas erupciones solares que generan chorros explosivos de material solar llamados eyección de masa coronal (CME siglas en ingles).

Lo que sucedería si la mancha lanza la CME es que esas partículas interactúen con el campo magnético y creen luces de colores en la atmósfera, conocidas como auroras boreales. Por el momento, la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) que es la encargada de monitorear estas erupciones solares y otros fenómenos, no ha emitido alerta alguna de aurora. 

De acuerdo a un artículo publicado por Livescience en los meses de abril y mayo hubo dos erupciones solares que causaron apagones R3 sobre el Océano Atlántico, Australia y Asia. Como las erupciones solares viajan a la velocidad de la luz, tardan solo 8 minutos en llegar a nosotros, desde una distancia promedio de aproximadamente 150 millones de kilómetros.

La ubicación de AR3038, es ligeramente al norte del ecuador solar y tiene poco más de la mitad de su diámetro, por lo que la Tierra permanecerá en su punto de mira durante unos días más. Esta se demoraría de acuerdo a SpaceWeatherLive menos de dos semanas e viajar a través del sol para ya no estar en dirección hacia nuestro planeta. 
 

Artículos Relacionados

+ Artículos