Actualización: Lun, 13 / May / 2019 11:57 am
Colombia.com Bogotá Lun, 13 / May / 2019 11:43 am

“Queremos volver a la Luna” dijo astronauta que visitó Bogotá

Jeanette J. Epps quién llegó para compartir conocimientos en el contexto del aniversario 50° del Planetario de Bogotá también compartió con los alumnos de la Universidad Nacional de Colombia.

La astronauta Jeanette Epps también estuvo en la Universidad Nacional. Foto: Cortesía U. Nacional
La astronauta Jeanette Epps también estuvo en la Universidad Nacional. Foto: Cortesía U. Nacional

Sesiones de entrenamiento en un jet supersónico, simulación de caminatas espaciales bajo el agua con un traje de 150 kg, robótica, entrenamiento médico, trabajo en equipo, geología e incluso idioma ruso son algunas de las temáticas en las que debió prepararse la doctora Jeanette J. Epps para convertirse en una astronauta activa de la NASA.

La astronauta 'activa de la NASA también compartió con los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) los detalles de la trayectoria que la llevaron a convertirse en ingeniera aeroespacial, candidata a astronauta en 2009, y por último en astronauta en 2011, elegible para ir a una misión en la Estación Espacial Internacional (ISS en inglés).

También te gustaría leer: ¿Un astronauta en Bogotá? ¡Sí! El Planetario de Bogotá celebra sus 50 años

“Queremos volver a la Luna y colectar muestras como se hizo en el Apollo 11, aunque en aquella ocasión solo se muestrearon seis zonas; queremos saber qué impactó la superficie de la Luna”, declaró la astronauta, quien también participó en la NASA Extreme Environment Mission Operation (NEEMO). 

Epps se desempeña como astronauta de apoyo del equipo de la ISS en la sede de operaciones, y fue invitada a la U.N. por la Dirección de Relaciones Exteriores (DRE) y la Facultad de Ciencias, con apoyo de la Embajada de Estados Unidos en Colombia.

“Soy parte de una familia de siete hijos, soy la número seis y mi hermana gemela es la siete, y ninguno de mis padres son ingenieros, científicos o biólogos. Debe haber sido muy extraño para ambos ver que mi hermana y yo estábamos interesadas en las ciencias, pero mis padres fueron increíbles y nos animaron a seguir persiguiendo nuestros sueños sin importar cuáles y qué tan grandes o pequeños fueran”, relató.

Para ella este es uno de los aspectos fundamentales que le han permitido alcanzar logros profesionales como las patentes que consiguió durante su paso por la Ford Motor Company, su destacado trabajo en la CIA durante siete años, o las múltiples becas y condecoraciones de la NASA que resaltan la excelencia de su labor. 

Su camino comenzó en 2008, cuando un amigo le dijo que considerara la idea de aplicar al Programa de Astronautas de la NASA; ella tomó el riesgo y finalmente fue seleccionada para formar parte de un variado grupo de candidatos.

 Tareas exigentes

“Aunque éramos diferentes nos convertimos en un equipo y nos graduamos”, expresó la doctora Epps, quien a lo largo de su presentación hizo énfasis en la importancia de trabajar en equipo para alcanzar las exigentes tareas a cargo de los astronautas.

Por ejemplo narró la experiencia de pasar 600 horas en la diminuta silla trasera del jetsupersónico T-38, ejercicio destinado a aprender a trabajar como equipo con un piloto experto en volar esta aeronave de forma segura, y aterrizarlo.

“Tenemos que aprender a trabajar bien juntos, y eso es el T-38: manejar los recursos del equipo, hablar con el control de tráfico aéreo como lo haríamos con el control de misión en el espacio”, comentó la doctora Epps, y añadió que estas experiencias también buscaban acostumbrarlos a desempeñarse a un alto nivel en lugares incómodos y pequeños.

Estas exigentes actividades marcan el camino de la formación de quienes aspiran a convertirse en astronautas, a las que se suma el entrenamiento de caminatas espaciales en las que pasaban cerca de seis horas bajo el agua en trajes de 150 kg.

Como anécdota contó que estaban en campamentos de liderazgo de diez días sin acceso a duchas ni baños; recibían entrenamiento médico e incluso prácticas de geología, con las que se espera que los astronautas tengan los conocimientos necesarios para tomar muestras del suelo cuando el hombre vuelva a la Luna, en 2024.

El conversatorio de la doctora Epps forma parte de las celebraciones del aniversario 50 de la misión Apollo 11, cuyo objetivo en 1969 fue lograr que un ser humano caminara en la superficie de la Luna.

Con información Prensa U Nacional - Colombia.com