Por: Redacción Tecnología • Colombia.com

Historias paranormales: La tenebrosa historia del fantasma de una monja que deambula en hospital de Barranquilla

Pacientes, enfermeras y hasta médicos han logrado tener contacto con "la monja" que 'deambula' en un hospital de Barranquilla. 

Actualización
Los pacientes que se quedaban hospitalizados, solían verla de madrugada, por los pasillos. Foto: Pexels
Los pacientes que se quedaban hospitalizados, solían verla de madrugada, por los pasillos. Foto: Pexels

Pacientes, enfermeras y hasta médicos han logrado tener contacto con "la monja" que 'deambula' en un hospital de Barranquilla. 

Un espeluznante 'espectro' de una monja que vaga en el Hospital General de Barranquilla ha sido un secreto a 'voces' para quienes les toca quedarse en el lugar en horas de la noche y madrugada. 

Pacientes, médicos y enfermeras han tenido contacto con la presencia fantasmal de una monja que suele acercarse a los pacientes que más grave se encuentran en el hospital. 

Al parecer esta "presencia" ha sido vista, entre los pasillos del hospital, desde los años 80's, el personal médico del turno nocturno, solían verla cerca de la sala de maternidad. 

Uno de los casos más tenebrosos, fue el de un doctor que recién empezaba a trabajar en las instalaciones y en una noche ajetrada, se sentó a reposar unos minutos en la madrugada.

Con los ojos aún cerrados, el joven doctor escuchaba la voz de una mujer que le decía "doctor, tómese este tesito de hierbas, para que se reponga", era la monja. Él le contestó que sí, pero el té, nunca llegó. 

Al empezar a buscar a la mujer, el celador y las enfermeras le dijeron que nunca han trabajado religiosas en el Hospital General y que probablemente haya visto al "espectro" que vaga siempre en las instalaciones de madrugada. 

"Estaba de turno, como a las 3:00 de la mañana cuando un indigente entró apuñalado con un pico de botella. Después que lo atendí, fui por un tinto, pero al regresar, estaba con una monja que tenía un rosario en la mano", contó un antiguo médico que sirvió en el Hospital General de Barranquilla. 

El galeno aseguró que había llamado la atención al celador, por que a esas horas no se podía permitir el ingreso de nadie, pero cuando el médico regresó con el paciente, la monja ya no estaba. 

"Me llené de pavor cuando el hombre que había atendido me preguntó asustado, si yo también la había visto con él", confesó. 

Lo cierto es que ya han pasado poco más de 30 años, desde que este 'espectro' se hace sentir entre los pacientos y personal médico, sin embargo nadie sabe por qué está allí en el Hospital. 

Artículos Relacionados

+ Artículos