Por: Redacción Turismo • Colombia.com

Manaure, La Guajira, contraste de sal, arena, agua y los colores de la vida

Manaure es un municipio de La Guajira en donde existe un contraste de sal, arena, agua y los colores de la vida. En esta zona abunda la sal y existe uno de los más hermosos espectáculos de la naturaleza, los flamingos rosados.

El municipio de Manaure no solo es explotación salina, cuenta con hermosos lugares para un viaje inolvidable. Foto: Twitter @lrobertoherrera
El municipio de Manaure no solo es explotación salina, cuenta con hermosos lugares para un viaje inolvidable. Foto: Twitter @lrobertoherrera

Manaure es un municipio de La Guajira en donde existe un contraste de sal, arena, agua y los colores de la vida. En esta zona abunda la sal y existe uno de los más hermosos espectáculos de la naturaleza, los flamingos rosados.

La sal de la vida es todo aquello que le pone sabor a la misma, pero también le llaman tener sal a padecer la mala suerte, si esto último fuera cierto varias poblaciones que se dedican a explotar la sal como actividad económica serían conocidas como las “más de malas”.

Manaure, municipio ubicado en el departamento de La Guajira, en el extremo norte de Colombia, es famoso por la explotación de sal marina, una actividad que han realizado por mucho tiempo y que le ha dado fama nacional.

Este municipio debe su nombre a un cacique de la tribu caquetíos que al parecer llegó de la República de Venezuela y se asentó en la zona, se mostró amigable con los evangelizadores, pero fue asesinado en 1821, un par de años después de la independencia de los españoles.

En Manaure el clima es muy cálido, sus elevadas temperaturas en la mayor parte del año se encuentran entre los 28 y los 38 grados, sin embargo, la brisa marina logra acentuar ese calor que para muchos resulta insoportable con solo leerlo, pero que al sentirlo se disfruta.

En Manaure, como en el departamento de La Guajira, las lluvias son escasas, pero a pesar de ello, el ambiente natural compone un hermoso paisaje, y un pequeño arroyo llamado Limón, el cual conforma un magnífico humedal que establece el contraste entre el mar, el desierto y el verde.

Manaure es oro blanco, la sal compone la principal actividad de la región y explota un millón de toneladas al año, el 70% de la capacidad del país, haciendo que los inmensos cerros de sal posados sobre el agua sean el paisaje que domina la zona costera, mostrando una imponencia y belleza únicas.

En este municipio la explotación salina se realiza mediante el bombeo de sal a un depósito con salmuera, luego pasa a unas charcas y con procesos naturales se cristaliza y queda lista para ser almacenada, empacada y enviada a todo el territorio nacional.

Manaure no es solo sal, su mar es un verdadero espectáculo y cuenta con un muelle a donde llegan varias embarcaciones medianas y pequeñas, pero lo mejor se encuentra a 20 minutos del municipio, cuando unos animales exóticos y hermosos gustan de los mangles y lagunas, son ellos los flamingos rosados, y verlos, es algo que solo allí sucede.

Manaure es el contraste entre la arena del desierto y el agua de las charcas que se forman debido a las corrientes de aire y las bajas precipitaciones, este es un destino muy importante de La Guajira y debe estar en la lista de las próximas visitas que todo viajero debe hacer en Colombia.

Artículos Relacionados

+ Artículos