Por: Redacción Turismo • Colombia.com

Usiacurí, Atlántico, el municipio pesebre de Colombia que no puede dejar de conocerse

Usiacurí, Atlántico, el municipio pesebre de Colombia. Esta población es fuente de aguas medicinales y de un bello ambiente con colores y alegría, además cuenta con una reserva natural llena de pájaros y monos, y fue el lugar en donde s eradicó hasta su muerte el poeta Julio Flórez.

Usiacurí está decorado con colores que se hacen presentes hasta en el aspecto de sus techos. Foto: Twitter @Diegolarafuenma
Usiacurí está decorado con colores que se hacen presentes hasta en el aspecto de sus techos. Foto: Twitter @Diegolarafuenma

Usiacurí, Atlántico, el municipio pesebre de Colombia. Esta población es fuente de aguas medicinales y de un bello ambiente con colores y alegría, además cuenta con una reserva natural llena de pájaros y monos, y fue el lugar en donde s eradicó hasta su muerte el poeta Julio Flórez.

“Bajo las ruinas de mis pasiones, en el fondo de esta alma que ya no alegras, entre polvo de ensueños y de ilusiones brotan entumecidas mis flores negras”.

Este poema de Julio Flórez, un chiquinquireño formado en Bogotá y considerado como uno de los poetas más destacados de la historia colombiana parece poco relacionado con una población en donde existe alegría porque el Mar Caribe está muy cerca, en donde nada se entume porque el calor es abrasador y donde el negro no hace parte del círculo cromático del municipio.

Usiacurí en el departamento del Atlántico fue el lugar escogido por el poeta boyacense para radicarse, allí encontró el amor de su vida y logró dejar una prole que se encargó de prolongar su obra artística.

Este municipio es llamado el pesebre del Atlántico, porque su conformación es la de escalinatas, las cuales están adornadas con especies florales, coloridas, no negras, y sus escalas son pintadas coloridamente para resaltar el carácter de una población que siente y goza la vida.

Este municipio resulta atractivo para los visitantes porque es de fácil acceso y su particular conformación es llamativa para el turismo, por eso se han hecho esfuerzos por convertirlo en un destino que ofrezca múltiples posibilidades a quien lo visita.

Usiacurí es famoso por sus aguas medicinales, las cuales brotan de pozos ricos en elementos sulfídricos y son buscadas y visitadas por personas de todas las altitudes que encuentran remedio a muchas de sus dolencias y enfermedades, estos pozos medicinales fue lo que llevó a Julio Flórez a radicarse en esta población hasta su temprana muerte a los 55 años.

El nombre Usiacurí es la unión de palabras indígenas, Usía, que significa señoría, y Curí, nombre de un cacique de la región.

Usiacurí cuenta con un paraíso natural conformado por la Reserva Luriza, ubicada a 6 kilómetros del municipio y hábitat de 138 especies de aves, 19 de anfibios, 44 de reptiles y 43 de mamíferos, entre los que se destaca el mono cotudo y el tití cabeciblanco.

La Reserva de Luriza es un hermoso paraje que más que su contemplación busca su conservación, allí se realizan caminatas para enseñar y concienciar sobre la importancia de cuidar la naturaleza y en los últimos años se ha convertido en uno de los principales atractivos del municipio.

La casa en donde vivió el poeta Julio Flórez también es de importancia turística y se conserva para el disfrute de las personas que también quieren conocer su obra y su inspiración.

Visitar Usiacurí es un plan maravilloso que reconcilia el alma con la misma naturaleza.

Artículos Relacionados

+ Artículos