Pacífico

Por: Redacción Turismo • Colombia.com

Playas de Juanchaco y Ladrilleros: Un lugar para celebrar y reivindicar la vida

Aquí la naturaleza al igual que el mar son imponentes y veneros, conquistan e impresionan a los turistas.

Actualización
Puesta de sol en la playa del Parque Natural Nacional de Uramba, en Juanchaco y Ladrilleros. Foto: Shutterstock
Puesta de sol en la playa del Parque Natural Nacional de Uramba, en Juanchaco y Ladrilleros. Foto: Shutterstock

Aquí la naturaleza al igual que el mar son imponentes y veneros, conquistan e impresionan a los turistas.

Los más hermosos destinos no son aquellos que ofrecen grandes estatuas y amplias plazas, aquellos lugares con los que el espíritu se regocija son los que permanecen alejados de las obras de los hombres, que infortunadamente, todo tiende a transformar y a destruir.

El pacífico colombiano ofrece un paisaje que encanta, sus selvas espesas parecieran querer adentrarse a las aguas del mar, pero como la naturaleza es sabia y respetuosa, deja un margen de arenas de color gris para separar dos mundos naturales que se complementan, un camino que tiene a lado y lado maravillas que solo los sentidos pueden disfrutar.

Juanchaco y Ladrilleros son el hogar de familias de pescadores aguerridos y amables que agradecen al cielo contar con un mar como fuente de alimento y cuya vida se encuentra entregada a él y a la genial naturaleza que los rodea, este lugar de edén se ha encontrado alejado y olvidado por los diferentes gobiernos, pero sus habitantes conservan la alegría y la esperanza porque su condición de nacidos en el pacífico los hace personas con vitalidad y riqueza espiritual.

En Juanchaco y Ladrilleros, el visitante no encontrará una infraestructura hotelera tradicional, los turistas podrán acomodarse en cabañas y en las viviendas de los habitantes, quienes brindan hospedaje al turista, confiriéndole a su viaje un calor de hogar único.

Caminar por las playas tranquilamente es todo un placer en este paraje, mientras se da un paso se puede sentir la energía del pacífico, una mezcla de naturaleza y riqueza sin igual con la amabilidad y el desparpajo de sus habitantes, quienes a pesar de las dificultades siempre tienen una sonrisa dibujada en su rostro y palabras amables y optimistas con quienes los visitan.

Para llegar a este hermoso lugar es necesario iniciar el recorrido desde la ciudad de Cali en el departamento del Valle del Cauca, desde allí se aborda un autobús hasta el puerto de Buenaventura y en su muelle se toma una lancha hasta el destino final, un periplo que tiene una duración aproximada de una hora.

Juanchaco y Ladrilleros es una aldea que cuenta con pintorescas casas de madera construidas sobre estacas y pintadas con colores vivos, tonalidades que reflejan la personalidad de sus habitantes, seres alegres y amables que no ven la vida en blanco y negro, sino como un arcoíris espiritual.

Una visita obligada en Juanchaco y Ladrilleros es al Parque Nacional Natural Uramba Bahía Málaga, santuario de la naturaleza, que en casi 50 mil hectáreas contiene más reptiles, aves y especies botánicas que, en cualquier otro lugar del mundo, no dejes dejar de disfrutar del avistamiento de ballenas.

+ Artículos