Pasto

Por: Redacción Turismo • Colombia.com

Santuario de Las Lajas: Una prueba de fe entre las montañas

Maravilla por su arquitectura medieval y por su ubicación topográfica entre los riscos de la cordillera de los Andes, razón por la cual, es denominado como Un milagro de Dios sobre el abismo. 

Actualización
La fe y los milagros se representan en esta asombrosa edificación. Foto: Shutterstock
La fe y los milagros se representan en esta asombrosa edificación. Foto: Shutterstock

Maravilla por su arquitectura medieval y por su ubicación topográfica entre los riscos de la cordillera de los Andes, razón por la cual, es denominado como Un milagro de Dios sobre el abismo. 

Quien no crea que existe una construcción tan hermosa en el sur de Colombia definitivamente debe ir hasta el departamento de Nariño y no solo comprobarlo con sus propios ojos, sino que debe experimentar la sensación mística que recorre alma y espíritu que solo sucede cuando se entra en contacto con el ambiente del Santuario de las Lajas.

Una construcción neogótica se integra maravillosamente a la geografía y el resultado es sencillamente mágico y representa la base de la fe católica, haciéndonos comprender que para Dios nada es imposible.

Cuenta la historia que una mujer indígena viajaba con Rosita, su pequeña hija sordomuda, desde Ipiales hasta Potosí, de repente se desató una terrible tormenta que hizo que la madre y su hijita buscaran refugio en los espacios que formaban las losas a la vera del camino, y fue allí cuando la niña recuperó el habla y dijo: “Mamita, la mestiza me llama”, señalando una imagen de la Virgen del Rosario iluminada por los rayos y los relámpagos.

Luego de que las autoridades eclesiásticas corroboraron la aparición, se decidió levantar en 1975 un monumento en honor la madre santísima, fue así como llevaron piedra y losas desde las canteras, y 7 años después se logró levantar una capilla de 7 metros la largo por 6 de ancho, sin embargo, la idea de la construcción de una obra colosal, digna de la veneración hacia la madre de nuestro Señor Jesucristo siguió rondando la cabeza de varios entusiastas y devotos.

En 1916 se le encomendó la actual construcción al nacido en Pasto, Lucindo Espinosa, y al ecuatoriano Gualberto Pérez, quienes le dieron al Santuario la apariencia de estar enclavado en la peña, y muchos lo llamaron como el milagro de Dios entre las montañas.

El Santuario de nuestra Señora de las Lajas, nombre dado a la virgen aparecida a madre e hija, tiene que ver por las lajas, losas o piedras que eran comunes en el cañón en donde se mostró, y hoy es una edificación admirada en el mundo, tanto que, en 2015, el diario británico The Daily Telegraph la consideró como la iglesia más bella del mundo.

Esta majestuosa construcción es orgullo para los nariñenses y para los colombianos, es una de nuestras siete maravillas y con seguridad, muy pronto recibirá los títulos internacionales que merece, porque el Santuario de las Lajas es el vivo espíritu de los nariñenses.


Ubicación: En el corregimiento Las Lajas, se encuentra a 10 km de la frontera con Ecuador, a 7 km de Ipiales y 80 km de la ciudad de San Juan de Pasto.

Horario de visitas: Lunes a Domingo: 5:00 a.m. a 7:00 p.m.

Teléfono: 7754428

TAGS: Turismo

+ Artículos