Por: Karen Benavides • Colombia.com

¿Cómo puedes evitar el molesto sueño después de comer?

Cambiar tus hábitos podría ser la solución.

¿Cómo evitar dormirse después del almuerzo?. Foto: Shutterstock
¿Cómo evitar dormirse después del almuerzo?. Foto: Shutterstock

Cambiar tus hábitos podría ser la solución.

Es común sentir una desagradable sensación de pereza y sueño luego del almuerzo, aún más cuando realizas actividades monótonas que te obligan a permanecer en una misma posición. Si te encuentras en la casa, la solución es tomar una pequeña siesta para recuperar energía; sin embargo, esto se convierte en un problema cuando se presenta en tu lugar de trabajo, pues afecta tu rendimiento laboral.

Investigadores de la Universidad de Manchester demostraron que los cambios en los niveles de glucosa pueden llegar a provocar la sensación de somnolencia. Esto debido a que el azúcar disminuye en el cerebro los niveles de orexinas, que tienen la función principal de mantenernos despiertos y alerta.

Foto: Shutterstock

¿Cómo evitarlo?

La solución más efectiva es cuidar tus hábitos alimenticios. Pero, ¿cómo hacerlo? Estos son algunos consejos para que te puedas deshacer de los bostezos y cabeceadas que muchas veces son causantes de problemas en el trabajo:

  • Desayuna. Esta comida es muy importante para tener energía el resto del día; intenta consumir lácteos descremados, frutas, panes, y cereales integrales para mayor beneficio.
  • Evita las comidas con grasa.
  • No consumas con tanta frecuencia comidas con demasiados hidratos de carbono refinados, es decir las pastas, el arroz blanco y los postres; estos pueden aumentar rápidamente el de azúcar en la sangre. Además, incrementan en el cerebro los niveles de melatonina, la hormona del sueño.
  • Evita en lo posible las comidas rápidas y con muchos conservantes.

Foto: Shutterstock

  • Consume hidratos de carbono de absorción lenta como verduras, legumbres y granos enteros.
  • Agrega a tu dieta la carne roja, el pollo, el pescado y los huevos.
  • Procura que las porciones de tus comidas no sean tan grandes.
  • No te sientes a continuar trabajando apenas terminas de almorzar, es importante que realices algún ejercicio físico. Puede ser una corta caminata para que favorezca tu digestión.
  • Descansa el tiempo adecuado en las noches. Muchas veces puedes preguntarte por qué sufres de tanto cansancio y sueño en el día, pues la respuesta podría estar en tus horas de descanso. Recuerda que deben ser entre 7 y 8 horas de sueño para que durante el día tengas la energía necesaria para llevar a cabo tus labores.

Artículos Relacionados

+ Artículos