Por: Redacción Vida Sana • Colombia.com

Recomendaciones doradas para un cuerpo atlético

Tener un cuerpo atlético debe ser solo sinónimo de salud y es una decisión personal muy respetable, tanto como la de aquellos que no se preocupan por ello y a los que no les quita el sueño si son gorditos o no.

Una buena alimentación es la base para tener un cuerpo perfecto. Foto: Shutterstock
Una buena alimentación es la base para tener un cuerpo perfecto. Foto: Shutterstock

Tener un cuerpo atlético debe ser solo sinónimo de salud y es una decisión personal muy respetable, tanto como la de aquellos que no se preocupan por ello y a los que no les quita el sueño si son gorditos o no.

El mundo moderno de red social y exposición permanente pretende indicar que lo esbelto es lo más estético, acomodarse a esto es una decisión y no una imposición, recuerda bien que el aspecto físico de una persona no refleja su verdadera belleza, esa que está en nuestro verdadero interior.

Aquí queremos darte una reglas doradas para tener un cuerpo más que atlético, saludable, seguirlas es una muy buena guía para gozar de bienestar pero requieren de constancia y esfuerzo porque alcanzar una meta siempre demandará esfuerzo y sacrificio pero el resultado bien valdrá la pena.

Foto: Shutterstock

  1. Un cuerpo esbelto solo como sinónimo de salud, no de vanidad o aspecto, dile no a las dietas rigurosas que atentan justamente contra la salud y generan trastornos psicológicos.
  2. Realízate chequeos médicos frecuentes, la asesoría científica es siempre la ideal.
  3. Mantente alegre, el buen ánimo sube el autoestima y te permite ejercitarte con menos pereza y mejor rendimiento.
  4. Descansa. El ejercicio debe ser prudente y el descanso siempre ayuda a recuperar tu cuerpo y evitar lesiones.
  5. Alimentación balanceada y adecuada a tu biotipo. El esfuerzo tiene como combustible a la comida.
  6. No te excedas con los dulces, harinas, grasas, alcohol y tabaco.
  7. Bebe mucha agua y mantendrás una adecuada digestión, hidratación y quema de calorías.
  8. Sé constante, con disciplina alcanzarás resultados, el ejercicio ocasional es tan peligroso como el sedentarismo.
  9. Sé creativo y no caigas en la rutina. Disfruta de diferentes espacios y ejercicios para que no caigas en la rutina tediosa que te puede desanimar y hacer disfrutar menos tu actividad física.
  10. Sociabiliza. Distribuye tu ejercicio en solitario pero también en buena compañía, así te animarás y motivarás más mientras pones a prueba tus habilidades sociales.

Estas son pautas antes que reglas, son sencillas y seguro te resultarán muy efectivas, haz las cosas siempre con motivación y alegría y tu mente trabajará en tu beneficio. Anímate a seguirlas y verás grandes resultados en todo tu cuerpo y mente.

Artículos Relacionados

+ Artículos