Colombia.com Bogotá Miércoles, 08 / Abr / 2020

Tanorexia: La obsesión por estar siempre bronceado

Este problema psicológico puede provocar graves problemas de salud.

Tanorexia obsesión estar siempre bronceado
¿Qué es la tanorexia? Foto: Shutterstock

Todos en algún momento hemos buscado broncearnos un poco para lograr ese color perfecto en la piel aprovechando los rayos del sol, o sencillamente hemos logrado dicho efecto sin haberlo planeado mientras disfrutábamos de un agradable paseo. 

El problema surge cuando esto se convierte en una obsesión pues, aunque parezca increíble, dicha conducta es catalogada como un problema psicológico y una gran cantidad de personas padecen de ella; se trata de la tanorexia.

La tanorexia es aquel deseo compulsivo por estar siempre bronceado que comenzó a ser catalogada como un trastorno mental luego de un estudio realizado por un grupo de dermatólogos en el año 2005, el cual afirmaba que estos comportamientos tienen un patrón de conducta similar al de cualquier otra adicción, como el alcoholismo.

Los síntomas

Foto: Shutterstock

Esta adicción surge por el efecto que tienen los rayos del sol en el cuerpo humano pues, al recibirlos con frecuencia, provocan la liberación de endorfinas, las cuales a su vez se relacionan con la sensación de relajación, la euforia y el alivio del dolor. No obstante, hay algunas diferencias entre alguien amante al sol y un tanoréxico, pues estos últimos tienen estas características en específico:

  • Deseo extremo por broncearse y alto grado de frustración cuando no consiguen los resultados de color deseados.
  • Creen que tienen un color de piel más claro del real.
  • Angustia por perder el color que han conseguido con el bronceado.
  • Envejecimiento prematuro de la piel.
  • Quemaduras por demasiada exposición al sol, las cuales buscan cubrir con maquillaje; aun así, nunca dejan de hacerlo.
  • Conducta ansiosa cuando se trata de tomar el sol.

Las consecuencias

Foto: Pixabay

Si bien es cierto que exponerse al sol de forma moderada puede ser positivo pues te libera de la depresión y aporta vitamina D al cuerpo, un exceso de estos rayos puede tener el efecto contrario y desencadenar algunos problemas de salud. 

Una de las consecuencias más evidentes es el envejecimiento acelerado de la piel y el alto grado de resequedad; además, las quemaduras generadas por estos rayos pueden llegar a convertirse en algún tipo de cáncer de piel.

Por otro lado, también es probable que estas personas padezcan lesiones oculares, alteraciones en su sistema inmunológico, sentimientos de inseguridad, falta de autonomía y disminución de la tolerancia a la frustración.

Karen Benavides - Colombia.com