Actualización: Lun, 05 / Oct / 2015 2:45 pm
Lunes, 05 / Oct / 2015

Diez trucos para prolongar la vida de tu maquillaje

A las mujeres nos encanta el maquillaje, al menos el que no debe faltar en nuestro comestiquero, como la base, el rímel, entre otros.

Diez trucos para prolongar la vida de tu maquillaje
Diez trucos para prolongar la vida de tu maquillaje

Cuando alguno de nuestros productos de belleza se quiebra o está por acabarse, corremos a comprar otro. Este artículo te ayudará a salvar tu maquillaje que ya dabas por perdido y así poder ahorrar algo de dinero:

1. Si tu sombra de ojos favorita se quebró, agrégale unas gotas de alcohol isopropílico o un poco de aceite mineral. Mezcla la sombra con el alcohol hasta que se haga una pasta y déjala secar. Después de 24 horas tu sombra estará como nueva.

2. Haz lo mismo con tu rubor o con tus polvos compactos quebrados.

3. Para evitar que se te quiebren las sombras, los polvos compactos o el rubor, prueba poniendo un poco de algodón dentro del estuche. Así la presión hará que no se rompan.

Te puede interesar: Señorita Colombia Ariadna Gutiérrez, confiesa sus secretos de belleza

4. A muchas se nos ha roto el lápiz labial en dos o hasta en tres pedazos. Solucionarlo no nos tomará más de 3 minutos. Trata de poner el pedazo que se rompió encima del resto de labial que quedó en el empaque. Prende un encendedor o un mechero y pásalo por la unión. Ayúdate con un cuchillo o una espátula y listo.

5. Si tu lápiz labial ya se está acabando y el envase no gira más, retira lo que queda con ayuda de un crochet o un palillo y mételo en otro recipiente.

6. Si tu base o crema está por acabarse, corta el envase por la mitad y vierte el contenido en un recipiente más pequeño. Así ocuparás menos espacio en tu cosmetiquero y ya no tendrás que sacudir tanto tu base.

7. Cuando tu máscara de pestañas se seca, sumérgela en una de taza con agua caliente. Déjala por un par de minutos y tu rímel estará como nuevo.

8. Si sientes que tu rímel tiene una textura muy espesa y te deja grumos en las pestañas. Échale unas gotas de suero o colirio y revuelve con un palillo o simplemente sacude el envase cerrado.

9. Para que tu delineador de ojos, labios o cejas no se rompa o quiebre justo cuando le vas a sacar punta, prueba metiéndolo en la heladera por unos minutos. Vas a ver que se tajará sin problemas.

10. Cuando dejamos de usar un esmalte por mucho tiempo, parece que la tapa se quedó pegada al envase y el contenido luce más espeso de lo normal. Para solucionar eso, sólo debes sumergir el envase en un recipiente con agua caliente por unos minutos.

Fuente: whatthegirl.com