Actualización: Lun, 21 / Dic / 2015 3:01 pm
Lunes, 21 / Dic / 2015

Ocho trucos caseros para el cuidado de tus pies

Sabemos que siempre le das un cuidado especial a todas las partes de tu cuerpo, y eso está perfecto el problema es que te olvidas de algo también importante: el cuidado de tus pies.

Ocho trucos caseros para el cuidado de tus pies
Ocho trucos caseros para el cuidado de tus pies

Es necesario un buen cuidado de tus pies para evitar los tan molestos callos, talones agrietados y ampollas. Por eso, te dejamos 8 trucos caseros para el cuidado de tus pies que aparte de no llevar mucho tiempo, no son nada costosos:

1. Agua caliente con sal: Sumerge tus pies en agua caliente con sal al menos una vez por semana durante media hora. Este es un tratamiento sencillo que no necesita de ningún esfuerzo extra. Puedes hacerlo mientras aplicas mascarilla a tu cabello o te pintas las uñas. Con este sencillo tratamiento notarás tus pies mucho más descansados y relajados.

2. Baño de pies con agua caliente y agua fría: Realiza este baño cada semana o cada 15 días. Sumerge tus pies en agua caliente y altérnalo con un baño de agua fría. Alterna tus pies en agua caliente y fría tres o cuatro veces. Esto sirve para mejorar la circulación de tus pies. Si quieres evitar el mal olor, añade unas cuantas gotas de limón.

3. Piedra pómez: Este elemento es fundamental si buscas tener unos pies perfectos. Esta roca volcánica la puedes encontrar en supermercados o puntos de venta de cosmética y cuidados de la piel. Después de la ducha o baño caliente de pies, raspa esta piedra en aquellos puntos donde se suelen formar durezas o callos (talones, zonas de fricción, etc). Hazlo al menos una vez por semana. ¡Notarás los cambios!

Te puede interesar: Cinco consejos de belleza para las vacaciones de fin de año

4. Masajes: Masajea tus pies pies todas las noches ayudándote de una crema hidratante o aceites aromáticos. Con estos masajes evitarás las durezas y te vas a relajar increíblemente. Realiza el masaje con las dos manos y en movimientos circulares aportando un poco de presión sobre los pies. ¡Es súper sencillo!

5. Anda descalza: Es bueno que de vez en cuando andes descalza haciendo rotaciones de tobillos o camines de puntitas. Estos ejercicios fortalecerán tus pies para que usar tacones ya no sea un martirio.

6. Haz rodar una pelota bajo tus pies: Esta es un técnica para masajear tus pies y mejorar tu circulación. Pon una pelota liviana bajo tus pies y haz movimientos suaves de arriba a abajo durante unos 15 minutos.

7. Lava y seca tus pies: Después de la ducha o el baño debes secar bien tus pies para evitar los hongos. Es importante que los laves con detención y tengas especial cuidado en las uñas, estas deben quedar muy limpias y es preferible que las tengas bien recortadas.

8. Exfolia tus pies: Este truco vale tanto para los pies como para el resto del cuerpo. Puedes realizar tu propio exfoliante: En un depósito vierte aceite corporal y añádele algunas cucharadas de azúcar. Este es un exfoliante no solo hidrata los talones sino también ayuda a eliminar las células muertas.

Fuente: whatthegirl.com