Actualización: Jue, 26 / May / 2011 1:11 pm
Jueves, 26 / May / 2011

Qué alimientos consumir para reducir el abdomen

Las mujeres sabemos lo que cuesta eliminar esa grasa abdominal que se instala y origina los antiestéticos y odiados michelines.

Qué alimientos consumir para reducir el abdomen
Hay ciertos alimentos que son especialmente adecuados para reducir el abdomen. Conócelos y hazlos parte de tu dieta diaria.

Frutas. La piña, limón, melón, kiwi, pera, manzana, pomelo, naranja, arándanos y durazno son frutas que ayudan particularmente a deshinchar tu abdomen. Prefiere comerlas sin piel para facilitar aún más la digestión.

Verduras.
El tomate, pepino, lechuga, zanahoria, zapallo, espinaca y acelga cocidas, berenjenas y espárragos contribuyen a bajar el abdomen. Evita el repollo, las coles (coliflor, brócoli…) y las papas que producen hichazón.

La soya. La soya es un alimento muy recomendado para reducir el abdomen. Puedes reemplazar la leche y otras lácteos por productos a base de soya, que son mucho menos calóricos y evitan la hinchazón abdominal.

Los líquidos. El agua pura, las infusiones de hierbas, el té verde, entre otros, son muy recomendados para bajar el abdomen, además, generan sensación de saciedad, ayudándote a comer menos.

El pescado. Este alimento es muy saludable y su aporte calórico es muy bajo. Evita la hinchazón abdominal y reduce el exceso de grasa en el cuerpo.

Alimentos que aumentan el abdomen

El pan. El pan tiende a aumentar el volumen del abdomen, salvo si es pan integral.

Las gaseosas. Todas las bebidas gasificadas producen hinchazón y si son azucaradas peor, pues aumentan el nivel de grasa abdominal.

Los dulces y bollerías. Las tortas, pasteles, helados, etc., debido a su alto contenido de azúcar y cremas, contribuyen a agrandar el abdomen.

El alcohol. El alcohol tiene un gran contenido calórico y de grasas, lo cual genera un aumento de peso y por ende de tu abdomen. Además, el alcohol tiende a producir hinchazón.

Otros consejos para reducir el abdomen

    * Come despacio.
    * Realiza 5 a 6 comidas diarias, de pequeñas cantidades.
    * Toma un buen desayuno.
    * Realiza alguna actividad física 2 a 3 veces por semana.
    * Toma 2 litros de agua al día.