Actualización: Lun, 29 / Nov / 2010 10:38 am
Lunes, 29 / Nov / 2010

Caprichos dulces que no engordan

Parece que los caprichos que más nos atraen son los que más engordan. Pero no tiene porqué ser así.

Caprichos dulces que no engordan

Basta con que cambies alguno de sus ingredientes, o te animes a hacerlos tú misma, para que parte de sus calorías desaparezcan y el sabor se mantenga.

Lo ideal es que los cocines tú, para asegurarte de que cuentan además con ingredientes de primera calidad. Tu cuerpo te lo agradecerá, y si estás a dieta, te aseguras que tomas un postre bajo en calorías pero nutritivo. Sin abusar mucho de ellos, podrás tomarlos como capricho en el periodo más duro de la dieta.

Aquí te facilitamos algunas recetas. No sólo pueden ser el postre en una comida familiar, entre amigos o para ti misma... también te los recomendamos para la merienda. Ya sabes lo importante que es hacer cinco comidas al día, y ésta puede ser la de media tarde.

Batidos Ligeros

Comenzamos por meriendas como los batidos. En lugar de comprarlos envasados te proponemos que los hagas tú misma. Es sencillo y además de estar riquísimos, tomarás fruta fresca sin darte apenas cuenta.

El truco para que sean más ligeros es emplear leche descremada y edulcorante, en lugar de leche entera y azúcar.

Por ejemplo, un batido de fresa. Como ingredientes sólo necesitas 100 g de fresas y un yogur natural desnatado. Tras lavar las fresas, las mezclas con el yogur y lo pasas todo por la batidora.

Pruebas, y si no está lo suficientemente dulce para ti, añades edulcorante a tu gusto. Y si te gusta más líquido, añades leche desnatada.

Como ya te imaginas, siguiendo esta pauta, podrás hacer múltiples batidos. Una receta sencilla, rápida y con calcio.

Mujerdeelite.com