Actualización: Lun, 20 / Dic / 2010 10:48 am
Lunes, 20 / Dic / 2010

¿Estás a dieta y no sabes cómo afrontar el 'desafío' de los excesos navideños?

Si esta situación te resulta familiar no pierdas de vista los consejos que nos propone la nutricionista Laura Comoli.

¿Estás a dieta y no sabes cómo afrontar el 'desafío' de los excesos navideños?

Debes tratar de mantener en la medida de lo posible los buenos hábitos alimenticios aunque, eso sí, sin ponerte límites demasiado estrictos que después no puedas cumplir.

Para aquellas personas que se encuentran bajo un control de adelgazamiento las fiestas navideñas representan todo un desafío: ¿cómo disfrutar sin excederse demasiado?, ¿cómo encontrar el equilibrio entre el placer y la moderación y adoptar conductas alimentarias adecuadas para no recuperar en pocos días esos kilos que tanto ha costado perder?

Estos son los consejos que, en este sentido, propone Laura Comoli, nutricionista de ‘Antiaging Group Barcelona’:

Antes de la cena

No te saltes ninguna comida del día. Lo ideal es comer como lo haces habitualmente para no caer en un exceso seguro.

Adopta una actitud realista, donde no te impongas obligaciones que no puedas cumplir (por ejemplo, es poco realista plantearse el objetivo de no beber ni una gota de alcohol o no probar bocado). Ponte límites que puedas cumplir.

No alteres tu plan de alimentación restringiendo alimentos de forma anticipada para luego justificar los excesos por la noche.

No te autoengañes pensando. . . “si hoy me excedo, mañana haré ayuno”

Intenta continuar con tu rutina de actividad física durante estos días.

Planifica con tiempo el menú. Ayuda, si es posible, a la elección de los platos que se servirán, tanto si el festejo es en tu casa como fuera de ella.

Selecciona aquellas preparaciones que se encuentran dentro de tu plan de alimentación realizando pequeñas modificaciones para la ocasión.

Si la fiesta es fuera de tu casa realiza un aperitivo antes de salir.

Durante la cena

Trata de mantener en la medida de lo posible los buenos hábitos sirviéndote pequeñas raciones.

Ingiere de forma lenta, en bocados pequeños, masticando bien los alimentos.

Evita concentrarte sólo en la comida; disfruta de la compañía de tus familiares y amigos.

Evita el picoteo constante de los platos.

Selecciona preparaciones que combinen verduras crudas o cocidas con pescado o carnes magras, cereales integrales, frutas de estación y lácteos desnatados.

Evita los alimentos demasiado ricos en grasas y azúcares.

Intenta beber más agua y zumos naturales de manzana o naranja que bebidas alcohólicas. Si decides beber alcohol hazlo de forma moderada (2 copas de vino o cerveza al día).

Hola.com