Actualización: Mié, 12 / Feb / 2014 11:13 am
Miércoles, 12 / Feb / 2014

Conoce los beneficios del Arándano, una defensa contra el cáncer

Archivado en Nutrición

El arándano por sus propiedades antioxidantes, se considera un fruto el cual se puede consumir para evitar la formación de tumores cancerígenos.

Conoce los beneficios del Arándano, una defensa contra el cáncer
Arándanos.

Desde la mejora para los problemas de circulación, enfermedades cardiacas, infecciones urinarias, hasta la prevención del cáncer, son algunos de los “milagros” del fruto rojo con mayor cantidad de propiedades antioxidantes: el arándano, pues investigaciones han detectado que contrarrestan las sustancias nocivas que genera el cuerpo y fortalecen la defensa contra el cáncer y su expansión en el organismo.

De acuerdo con Claudia Angarita, directora del Centro Colombiano de Nutrición Integral (Cecni), “el arándano que se puede consumir a diario como fruta, jugo e inclusive en el pan, como en el caso de Bimbo que tiene un pan con Granola y Arándano, ayuda a prevenir el cáncer gracias a las propiedades que les confiere la antocianina (antioxidante encargado de darle la pigmentación al arándano), una sustancia que prolonga la vida de las células”.

Así mismo, también es un fruto bajo en grasa, colesterol, bueno para tonificar la piel,  y es un gran aporte en la dieta diaria, pues contiene fibra, vitamina C, K, E, tiamina, riboflavina, que además de evitar la creación de tumores cancerígenos, previene enfermedades cardiacas, diabetes, problemas digestivos e infecciones en las vías urinarias.

Aunque los beneficios del fruto y sus “milagros”, como lo han denominado los investigadores, están comprobados, es importante resaltar que para que surta efecto, debe estar acompañado diariamente de una dieta baja en grasa y rica en cereales. 

En ese sentido, Angarita recomienda preparar para el almuerzo ensaladas de verduras combinadas, preferiblemente de colores diferentes, salteadas con aceite de oliva y una porción de arándanos o del zumo de este fruto.

Para el desayuno, aconseja incluir un pan con trozos de arándanos que se puede consumir en un sándwich de lechuga, tomate, queso y alguna carne,  acompañado de un chocolate oscuro.

Consumir fríjoles, lentejas, garbanzos, frutos secos como el maní, nueces, almendras, y emplear como aderezo aceite de oliva, también son elementos que no pueden faltar en la dieta ideal para que el arándano esté en capacidad de contribuir a mantener el cuerpo libre de enfermedades, cuente con una buena digestión y sobre todo pueda prevenir el cáncer y la expansión del mismo, en quienes lo padecen.