Colombia.com Bogotá Jueves, 02 / Abr / 2020

Cuidado de la salud mental durante el aislamiento obligatorio

Tu bienestar emocional es casi tan importante como tu salud física.

¿Cómo cuidar tu salud mental en aislamiento?
¿Cómo cuidar tu salud mental en aislamiento?

El período de aislamiento nacional obligatorio trae consigo otro gran reto, y es el de cuidar la salud mental de millones de personas que, contra a lo que han estado habituados durante toda su vida, ahora deben permanecer en sus casas evitando al máximo el contacto con otras personas. 

Según afirmó una fuente de Colsanitas, “Todos los casos son diferentes; no es lo mismo estar solo que estar con toda la familia. Como tampoco es lo mismo para aquellas personas que mantienen sus actividades laborales o aquellas que disponen de todo su tiempo libre. Sin embargo, ante lo anormal de esta situación, vale la pena tener presente ciertas recomendaciones que nos ayudarán a mantener nuestra mente sana”. 

Afectaciones por el aislamiento social 

Los síntomas depresivos o de tristeza aparecen generalmente cuando se dedica gran parte del día a extrañar la rutina diaria o las relaciones sociales. Al evocar esos pensamientos, se genera una sensación de nostalgia, evitando que se disfruten otras actividades como compartir con la familia o leer un libro que desde hace meses estaba pendiente. 

Otros síntomas, como la ansiedad, son generados principalmente por aquellos pensamientos catastróficos. Centrar la rutina en el consumo de información sobre la pandemia del COVID-19 puede llevar a estos.

Recomendaciones para los que están solos

Quienes están completamente solos en su sitio de confinamiento, deben establecer contacto con su círculo social por medio de redes, video llamadas o juegos virtuales. Esto ayuda a que la sensación de soledad se mitigue y no genere efectos negativos. 

Es importante que se emplee el tiempo en actividades que mantengan la mente ocupada. La meditación o la oración son algunas de las opciones. Aunque la rutina se vea afectada en este período, es necesario la adaptación a la misma para afrontarla con la mejor actitud.

Foto: Shutterstock

Personas con depresión diagnosticada

Quienes tienen un trastorno depresivo diagnosticado y con un tratamiento establecido, deben continuar con su tratamiento de manera ininterrumpida. Usualmente éste consta de sicoterapia y farmacoterapia, se deben seguir al píe de la letra las recomendaciones del especialista.

Pérdida de percepción del tiempo

Se recomienda mantener, con ayudas virtuales, ciertas actividades que marcaban la diferencia entre el fin de semana y los días laborales. Las visitas sociales se pueden reemplazar con una videollamada, y en ella, se pueden realizar diferentes actividades como preparar las onces o realizar juegos en familia. Así se mitigará esa sensación de perder la percepción del tiempo. 

El trabajo en casa

Se recomienda realizar las actividades en el mismo horario que se acostumbraba en la oficina, respetando las mismas pausas activas y manteniendo la misma intensidad. Aunque las condiciones cambian, es importante que en casa se destine un lugar como espacio laboral. Las labores del hogar deben realizarse en espacios separados o diferenciales. 

Foto: Shutterstock

Recomendaciones para las mujeres gestantes y las madres de niños menores

Las madres gestantes deben retomar los cursos psicoprofilácticos para desarrollar los ejercicios de respiración, estiramiento y cada una de las recomendaciones para la etapa final del embarazo.

Las madres de menores, dependiendo de la edad del niño, debe realizar rutinas por medio del juego y del aprendizaje. Seguir con los compromisos escolares y guiarlos con paciencia, estableciendo horarios de tareas y trabajos, así como períodos de descanso y alimentación.

Trastornos del sueño

La tristeza es uno de los mayores causantes de los trastornos del sueño. Ante esta sensación, las personas suelen permanecer en cama por largas horas y al hacer eso, la mente tiene dificultades para la conciliación del sueño en horas de la noche. 

Otro problema es tomar recurrentemente siestas, esto puede confundirse con sueño vigilia, e invertir los patrones del sueño. Por eso es fundamental respetar los espacios y los tiempos.

Afectaciones en el apetito

Con síntomas de tristeza, es probable que el apetito disminuya, y por el contrario, si presentan síntomas de ansiedad, es probable que el apetito aumente, lo cual no es saludable. Es importante que conserve una alimentación rica en frutas, verduras, cereales y fibra para garantizar el consumo de alimentos que nutran y no le hagan daño.

La recomendación final es mantener rutinas y establecer horarios para no caer en el pesimismo y tener un equilibrio mental, físico y emocional.

Redacción Vida Sana - Colombia.com