Actualización: Jue, 04 / Dic / 2014 2:44 pm
Jueves, 04 / Dic / 2014

Rejuvenece tu mirada por medio del Yoga para los ojos

Archivado en Salud

Las largas horas de trabajo frente al computador, la exposición constante a los rayos UV del sol sin la protección adecuada, los malos hábitos que fuerzan la vista, pueden hacer que la mirada se vea irritada, cansada, opaca y deslucida.

Rejuvenece tu mirada por medio del Yoga para los ojos

Las personas se preocupan mucho por cuidar estéticamente su cuerpo y restan valor e importancia a una parte que con solo verlos trasmiten no solo estados de ánimo, sino también, refleja un estado de salud y bienestar. Se trata de los ojos, una mirada irritada, cansada, opaca reflejan tristeza, agotamiento físico, poca salud y estéticamente afean el rostro.
 
“Diversos factores pueden afectar los ojos. Desde los malos hábitos que obligan a forzar la visión, el trabajo constante en visión próxima frente a un computador durante largas horas y más aún si la persona tiene problemas refractivos y no usa la corrección óptica indicada por el especialista, la exposición constante a los rayos UV del sol sin una protección adecuada con lentes de alta calidad, que regulen la cantidad de luz que ingresa a los ojos, que se adapten automáticamente a los cambios de iluminación y que a su vez bloqueen el 100% los rayos UV, pueden hacer que los ojos se vean fatigados e irritados” señaló Vanessa Johns, Directora de Marketing para América Latina de Transitions Optical.
 
Así como las personas realizan yoga para el cuerpo, también existe el yoga para los ojos, el cual ayuda a fortalecer y estirar los músculos oculares. Nuestros ojos tienen alrededor unos músculos que se contraen y estiran para que estos se muevan. Así como cualquier otro músculo del cuerpo que al estar ejercitándolo se cansa, lo mismo pasa con estos músculos de los ojos, que por ser pequeños no generan dolor  pero que si necesitan relajarse.
 
Presta atención a los siguientes ejercicios de yoga para los ojos, que al hacerlos con cuidado y lentamente en una postura cómoda y relajada van a aportar grandes beneficios para la mirada, haciéndola lucir fresca, joven y llena de salud.
 
Movimientos verticales
 
- Vas a mover los ojos en distintas direcciones.  Primero arriba y abajo:
- Siéntate con la espalda recta, las manos sobre las rodillas, y la cabeza mirando al frente
- Manteniendo la cabeza quieta, mueve los ojos y mira hacia arriba todo lo que puedas
- Permanece en esta posición durante 3 segundos y después mueve los ojos y mira hacia abajo todo lo posible. Repite este ejercicio 4 veces
- Cuando hayas terminado, parpadea rápido varias veces, cierra los ojos y relájate

Movimientos horizontales
 
Permanece sentado en una postura cómoda y relajada. Mueve los ojos de un lado a otro. Puede ser útil enfocar dos objetos distintos que puedas ver a ambos lados:
 
1.    Mueve los ojos del extremo derecho al izquierdo, sin forzar
2.    Repite este ejercicio 4 veces, haciendo una pausa de unos segundos en cada extremo
3.    Cuando hayas terminado, parpadea rápido varias veces, cierra los ojos y relájate
 
Movimientos circulares
 
El ejercicio “movimientos circulares” te ayudará además a dar flexibilidad a los músculos extra-oculares, que se encargan del movimiento de los ojos en las cuencas:
- Traza un círculo moviendo los ojos primero en el sentido de las manecillas del reloj llegando lo más que puedas hasta el límite de la visión, pero teniendo cuidado de no forzar para no ejercer demasiado estrés
- Cuando hayas completado el círculo en ese sentido, para y vuelve a hacerlo en el sentido contrario. Repite el ejercicio 2 veces en cada sentido.

- Cuando hayas terminado parpadea rápido varias veces, cierra los ojos y relájate

Relajar los ojos
Termina la sesión con una técnica de relajación en la que se emplean las palmas de las manos: 

- Frota las manos con energía hasta que se calienten

- A continuación, coloca las manos ahuecadas sobre los ojos cerrados sin tocarlos. Los dedos de ambas manos se deben colocar superpuestos de forma que descansen  suavemente sobre la frente.

- Permanece sentado y relajado durante uno o dos minutos con las manos sobre los ojos y respirando profundamente. Cuando más te relajes, más oscuro veras con los ojos cerrados. Este masaje es ideal para terminar los ejercicios de yoga anteriores

No olvides realizar estos ejercicios fáciles para relajar los ojos y aumentar su flexibilidad. Así mismo proteger los ojos diariamente con lentes adaptables a las diferentes condiciones de iluminación, capaces de regular la cantidad de luz que ingresa  a los ojos y de bloquear el 100% los rayos UV, consultar mínimo una vez al año con el especialista de la visión, adquirir los lentes en lugares seguros y confiables y nunca auto medicarse.