Actualización: Mié, 14 / Sep / 2011 4:43 pm
Miércoles, 14 / Sep / 2011

Colombia, primer país de Latinoamérica con curva de crecimiento propia

Archivado en Salud

El estudio fue realizado por científicos del Instituto Karolinska de Estocolomo, Suecia.

Colombia, primer país de Latinoamérica con curva de crecimiento propia
Gracias a la iniciativa de una médica Colombiana, nuestro país es el primero en Latinoamérica en tener la curva de crecimiento de la población infantil, la cuál es una guía muy importante para determinar si el crecimiento de los niños es el adecuado.

Para determinar si el crecimiento de un niño es el adecuado se requiere de una herramienta llamada curva de crecimiento, sin embargo, pocos países  tienen esta guía basada en su propia población, por lo general esto se determina con estándares internacionales.

Ahora Colombia tiene su propia guía gracias al trabajo de una médica colombiana en apoyo de la Fundación Cardioinfatil y el Instituto Karolinska, la institución universitaria de alta educación en medicina, más grande del mundo.

“Es una ventaja para Colombia tener una curva propia de crecimiento para los niños porque esto va a permitir a las personas que trabajan en pediatría y también a los organismos de control saber exactamente cómo están creciendo los niños en Colombia, les va a servir para analizar si la nutrición en los niños en Colombia es adecuada y para hacer programas de prevención en el área infantil”, asegura Eugenia Colón, médica endocrina creadora de la iniciativa.

La investigación realizada para la elaboración de la curva de crecimiento mostró que la media de la talla final de los hombres en Colombia es de 1,70 cm y la de las mujeres es de 1,60 cm. El estudio muestra la importancia que tienen en la estatura los factores medioambientales y la herencia.

“El potencial genético es importante, un niño de padres pequeños  seguramente va a tener una estatura similar a la de sus padres pero también es importante el medio que los rodea. Eso se ve reflejado en los holandeses quienes son ahora tan altos cuando sus padres no fueron tan altos. Es decir, que la alimentación, la disminución de las enfermedades infecciosas, la mejor calidad de vida influye en el alcance de una mejor altura en los niños”, indica la médica Eugenia Colón.

Esta análisis muestra que los niños colombianos son mucho más bajos que niños de países desarrollados como Suecia, Noruega o Finlandia, aproximadamente 10 centímetros menos. Además los niños más altos del país son los que pertenecen a los estratos socioeconómicos más altos.