Actualización: Jue, 25 / Nov / 2010 11:14 am
Jueves, 25 / Nov / 2010

La violencia contra las mujeres aumenta su vulnerabilidad al VIH

Casi 8 de cada 10 mujeres viviendo con VIH encuestadas para este estudio padecieron o padecen alguna forma de violencia.

La violencia contra las mujeres aumenta su vulnerabilidad al VIH

El 32,8 % fue abusada sexualmente en la infancia, la mayoría de ellas - 69,5% - después sufrió otras formas de violencia. El 36,3 % de las mujeres viviendo con VIH fue violada o sufrió violencia sexual y en más de la mitad de los casos los agresores eran familiares o de su entorno.

Éstas son algunas de las evidencias que reveló la investigación coordinada por FEIM y llevada adelante junto a las organizaciones Gestos (Brasil), Educación Popular y Salud- EPES (Chile) y Mujer y Salud- MySU (Uruguay)-, con el apoyo del Fondo de Desarrollo de Naciones Unidas para la Mujer, UNIFEM.

La publicación presenta también veinte recomendaciones para que los gobiernos lleven a la acción, que fueron elaboradas a partir del análisis de las encuestas y entrevistas a mujeres que viven con VIH y el relevamiento de leyes, estadísticas, investigaciones y políticas existentes en los cuatro países.

Entre ellas se destaca, la necesidad de implementar un registro nacional unificado y sistemático de violencia contra las mujeres; desarrollar estrategias de prevención y promoción dirigidas especialmente a mujeres jóvenes en situación de pobreza; ampliar en la vigilancia epidemiológica del VIH/sida; integrar los servicios de prevención, prueba y consejería del VIH/sida a los servicios de asistencia a mujeres en situación de violencia e incluir en los servicios de consejería previos y posterior al examen de VIH.

La amplia mayoría de las víctimas son mujeres y niños

Rubén Mayorga, coordinador de ONUSIDA para Argentina, Paraguay, Uruguay y Chile, abrió el panel de presentación del estudio comentando los principales hallazgos y destacando las recomendaciones elaboradas para que los Gobiernos den respuestas integrales a los problemas de las mujeres que son víctimas de violencia y viven con VIH.

Mayorga señaló que no es necesario tener cifras más altas en las mujeres para entender que necesitan atenciones y cuidados especiales. Esto no puede negarse ni dejar de incluirse porque los números no sean altos.

Luz Aquilante, de UNIFEM Argentina, aseguró que era "una gran satisfacción apoyar esta investigación de FEIM, y señaló al estudio como "innovador".

"Este estudio, de gran riqueza intelectual y valor humano por las historias de vida que revela, es un gran aporte para las organizaciones de la sociedad civil y la academia que vengan trabajando estos temas.

Además, su utilidad es alta porque presenta valiosas recomendaciones, que esperemos que se conviertan en insumo para el debate y finalmente en demanda ciudadana de respuestas concretas a estos problemas", dijo la representante de UNIFEM.

Analía Monferrer, Secretaria Letrada a cargo de la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, expresó que los datos recabados entre los 14.500 casos denunciados ante la OVD de la Capital Federal son similares a los de la investigación de FEIM, ya que la amplia mayoría de las víctimas son mujeres (80 %) o niñas y niños (26%) y que los agresores son mayormente las parejas o ex parejas.

Además, Monferrer señaló que "la OVD se propuso desde los inicios registrar la presencia de enfermedades infectocontagiosas, pero preocupándonos por no invadir la privacidad.

Lo cierto es que la gran mayoría de las mujeres denuncia haber tenido relaciones sexuales no consentidas pero sólo en un 2% se detectó que viven con VIH, por lo que suponemos que tenemos un subregistro importante de estos casos y estamos trabajando en cómo visibilizar mejor este aspecto".

Situaciones

"No puedo introducir el preservativo en mi pareja porque él me pega una piña si le digo. ¿Cómo querés que negocie si viene borracho?", le respondió a Alsina una de las tantas mujeres de la Red Bonaerense de Personas Viviendo con VIH que convivía cotidianamente con la violencia.

"Tenemos el estigma de vivir con VIH, pero es muy difícil encima tener que declarar que una ha sido violentada, abusada. Esto sale en los talleres que hacemos, pero no hay respuestas a nivel institucional", reclamó Alsina.

Mabel Bianco, presidenta de FEIM, cerró la jornada exponiendo la necesidad de que la Ley para erradicar, prevenir, y sancionar la violencia hacia las mujeres "no quede meramente en una promesa escrita, para eso tiene que haber dinero para dar refugio o subsidios a las mujeres que los necesitan para poder salir del círculo de la violencia".

Neomundo.com.ar