Actualización: Mié, 24 / Abr / 2013 3:07 pm
Miércoles, 24 / Abr / 2013

Nueva opción sin cirugía para prevenir la obesidad

Aprobado por el INVIMA  para personas con índice de masa corpórea (IMC) por encima de 27 kg/m2, Orbera es un método no quirúrgico, que ofrece a los pacientes obesos la posibilidad de pérdida del 12% de peso inicial. 

Nueva opción sin cirugía para prevenir la obesidad
Hace parte de un programa multidisciplinario coordinado por médicos, nutricionista, psicólogo y entrenador físico, el sistema tiene como objetivo mantener los resultados obtenidos en el largo plazo.

·Más del 90% de los pacientes han mantenido el peso perdido tras un año de retirado el balón gracias al acompañamiento del sistema.

Además de comprometer de forma importante a la autoestima, el exceso de peso es señalado por la Organización Mundial de Salud (OMS) como uno de los factores para el desarrollo de trastornos cardiovasculares, presión alta, colesterol elevado, diabetes, algunos tipos de cáncer (mama, endometrio y colon), entre otros. Contrariamente a lo que la gente piensa, según la OMS, el riesgo de problemas de salud comienza cuando la persona se encuentra ligeramente por encima del peso y aumenta a la medida que el IMC crece.

Considerando que más del 40% de la población colombiana está en el ámbito de sobrepeso o de obesidad, de acuerdo a La Asociación Colombiana de Obesidad y Cirugía Bariátrica (ACOCIB) cada vez se torna más importante la oferta de nuevas herramientas para combatir este mal que ya es considerado epidémico.

Según el Doctor Germán Piñeres, Director Científico del programa Peso Saludable, el problema se hace cada vez más grande, no sólo por la imposición de los hábitos de la vida moderna cada vez menos saludables, sino también por la dificultad que tienen los individuos en adoptar prácticas regulares para el control del peso. “El 80% de la población que intenta más de una vez seguir con un programa individual para la pérdida de peso fracasa. Es necesario entender que la persona con sobrepeso necesita de un estímulo real y un acompañamiento multidisciplinario durante un periodo largo de tiempo“.

De esta forma, Orbera tiene como objetivo asistir a la población con sobrepeso que no responde a tratamientos médicos, dietas restrictivas, que no requiere correr los riesgos de un procedimiento quirúrgico o que no cumple con el rango de peso indicado para la cirugía bariátrica. Los datos demuestran que en el 40,8% de los pacientes con IMC menor a 35 hubo una mejoría en las morbilidades clínicas. 

Según la nutricionista Adriana Steevens, el rol fundamental del nutricionista es orientar los hábitos alimenticios personales, para descifrar el entorno que involucra la ingesta de comida y planificar las rutinas identificando metas, objetivos y motivaciones.

Cómo funciona el balón – El dispositivo Orbera se inserta vacío en el estómago del paciente a través de una endoscopia, en ambiente hospitalario o clínico, bajo sedación. El balón entonces se rellena con suero y azul de metileno (estériles, en cantidad de 400 a 700ml), este procedimiento tiene una duración promedio de 20 minutos.

Ya en el interior del estómago, el Sistema Orbera proporciona la sensación de saciedad según el volumen ocupado y el lugar donde se ubica. Su permanencia en el estómago varía entre 6 meses hasta 1 año, tiempo en el cual el paciente pierde en promedio el 60 % de su exceso de peso y algunos llegan a alcanzar el peso ideal. En caso de que el nivel de obesidad del paciente esté muy elevado, se podrá insertar un nuevo balón tras un mes de retirado el primero.
Aprobado también en Canadá, Australia, España y Brasil, Orbera ha sido reconocido como una opción para el tratamiento del sobrepeso y obesidad, por ser un método reversible y con alto índice de seguridad y éxito. 

"Es una opción más para combatir la obesidad, una forma menos invasiva y no a base de medicamentos, lo que es muy importante, ya que hay pacientes que no se adaptan a tratamiento clínico médico, o no están dispuestos a someterse a la cirugía bariátrica. El fracaso en los intentos de modificar el estilo de vida de las personas se presenta por que las técnicas que se emplean no son las adecuadas. Así, en la mayoría de los casos es necesaria una restructuración del conocimiento, que consiste en extraer, un concepto infundado y sustituirlo por uno adecuado para conseguir los objetivos del paciente", comenta el Psiquiatra Fredy Sanchez, Miembro de la Asociación Colombiana de Psiquiatría.

La clave para el éxito de ORBERA™, según los expertos, radica en la integración de un sistema multidisciplinario, en el que el paciente es intensamente trabajado, tanto física como mentalmente para un cambio definitivo de sus hábitos de vida, sin perjudicar la absorción de nutrientes por el organismo, a diferencia de los procedimientos quirúrgicos.

"Es el sistema integral el que permite que la pérdida de peso no sea sólo momentánea, sino un cambio en todos los patrones de actividad y pensamientos del paciente hacia un nuevo estilo de vida", añade el Doctor Germán Piñeres, Director Científico del programa Peso Saludable.
En paralelo al lanzamiento de ORBERA™ desde hoy está a la disposición el sitio www.sistemaorbera.com , donde los pacientes encontrarán un completo programa de reeducación nutricional, ejercicios físicos, información sobre comportamiento y estilo de vida, para ayudarles a alcanzar sus objetivos.

Contraindicaciones: El balón intragástrico no está indicado para personas que: no deseen participar en programas de rehabilitación de conducta, programas alimentarios ni realizar ejercicios físicos regularmente; pacientes con enfermedades gástricas; individuos que han sido sometidos anteriormente a cirugías abdominales y gástricas; personas que presentan anomalías estructurales en el esófago o faringe; condiciones médicas que pueden aumentar el riesgo de endoscopia digestiva; trastornos psiquiátricos previos o actuales; pacientes que están embarazadas o lactando y las personas con adicción a las drogas de cualquier especie.

Entre los efectos colaterales, podemos citar: náuseas, vómitos y/o dolor abdominal (inmediatos), gases y flatulencia, causados por la inserción de un “cuerpo extraño” en el organismo, pero que se manejan por el médico en corto tiempo – de tres días a una semana.