Actualización: Mar, 19 / Ago / 2014 12:13 pm
Martes, 19 / Ago / 2014

En Colombia, la tasa de mortalidad de bebés recién nacidos corresponde a 12 de cada 1.000 bebés

Archivado en Salud

En Colombia, expertos recomiendan a mujeres encintas de diversas regiones del país, consultar a su especialista antes de cumplir los dos meses de gestación.

En Colombia, la tasa de mortalidad de bebés recién nacidos corresponde a 12 de cada 1.000 bebés
Cuidado y control prenatal.

El control prenatal puede reducir el riesgo de partos prematuros y también disminuir las posibilidades que tiene el bebé presentar afecciones cardíacas o respiratorias. Debido a la inmadurez de sus órganos, una de las principales complicaciones en prematuros es la Infección Respiratoria Aguda, ocasionada en la mayoría de los casos por el Virus Sincitial Respiratorio.

Según el Ministerio de Salud, dentro de las grandes causas de mortalidad de la primera infancia están los trastornos respiratorios como primera causa, observándose de 49 a 35 muertes por cada 100.000 niños menores de cinco años, entre el 2008 y 2010.

La Presidenta de la Asociación Colombiana de Neonatología, Dra. Clara Galvis,  asegura que para prevenir la presencia de enfermedades en recién nacidos: “Lo más importante es que las madres  asistan entre seis y ochos veces a sus controles prenatales durante el embarazo. Además,  se les recomienda cumplir al pie de la letra todas las indicaciones entregadas por el especialista”. Es importante aclarar a los padres que, desde el primer momento de gestación, el médico puede detectar patologías que exijan a la mujer ver al especialista con mayor frecuencia durante el embarazo.

Exámenes de sangre, ecografías y monitoreos materno fetales, hacen parte de los procedimientos más comunes en los Controles Prenatales. Estos evalúan el estado de salud general de la madre, e identifican las características que puedan afectar el desarrollo del feto.

El Monitoreo Fetal es una prueba de seguimiento del trabajo de parto, pues extrae información acerca de la vitalidad del feto. Esto afirmó la Dra. Ada Niño, Médica Neonatóloga del Hospital La Samaritana en Bogotá, quién asegura que “El procedimiento consiste en colocar dos transductores en el abdomen de la madre, uno de ellos controla la frecuencia cardíaca fetal y el otro la actividad uterina”.

Gracias al Monitoreo Materno Fetal, el Médico Obstetra interpreta  si la madre podría finalizar su trabajo de parto de manera natural o por el contrario, culminar la gestación quirúrgicamente.

Para el caso de las ecografías,  el especialista busca reconocer los latidos cardíacos fetales, los  movimientos del bebé, el tamaño uterino, el peso fetal y volumen del líquido amniótico. Según la Dra. Ada Niño “Para detectar malformaciones congénitas, deben realizarse ecografías de detalle anatómico entre la semana 20 y 24 de gestación”.

Gracias a los controles prenatales, no sólo se previenen los riesgos del feto y de la madre durante el embarazo, también se diagnostican enfermedades que podrían afectar la vida del bebé en su nacimiento. Patologías como anemia, sida, sífilis o hepatitis son identificadas por médicos obstetras durante los procedimientos, así como también se han logrado determinar la existencia del parásito que produce la toxoplasmosis en algunos embarazos.

Especialistas recomiendan a las madres, asistir a los controles desde el primer momento después de enterarse del embarazo y seguir las recomendaciones que dan los profesionales de la salud, esto con el fin de mejorar las condiciones del trabajo de parto y la seguridad del fututo bebé.