Actualización: Mié, 25 / May / 2011 1:06 pm
Miércoles, 25 / May / 2011

Conoce una nueva y mejor ruta al orgasmo

¿Acaso no estás aburrida de ocupar siempre las mismas técnicas para alcanzar el orgasmo? Es hora de que salgas de esa monótona rutina y descubras una forma distinta y nueva de llegar al clímax.

Conoce una nueva y mejor ruta al orgasmo
En lo que a sexo se trata siempre hay cosas nuevas que experimentar. Salir de la rutina con tu chico es algo que los beneficiará a ambos. En este artículo te dejamos las mejores ideas para que llegues al clímax como nunca antes. Toma nota.

La oreja


Pocas cosas son más sexys y excitantes que un susurro, suspiro o mordedura en la oreja. Por eso, una de las mejores maneras de comenzar a ponerse a tono antes del sexo, es dedicar algunos minutos a juguetear con este punto erógeno tanto para los hombres como para las mujeres. Palabras bonitas, frases calientes, suspiros, soplidos, mordiscos, lamidas…, todo está permitido.

Los pechos


Los pechos son zonas sumamente erógenas. Los pezones tienen múltiples terminaciones nerviosas, lo cual los hace un punto perfecto para seguir con la ruta de la excitación. Estimularlos adecuadamente puede incluso provocar el orgasmo en alguna mujeres. Por eso, cuando tu chico llegue a ellos, sólo relájate y dedícate a disfrutar del momento, indicándole qué cosas te gustan más y cómo prefieres las caricias, lamidas, etc. Nosotras te recomendamos que siempre se mezcle la estimulación manual con la oral, ya que el resultado es mucho más excitante.

El ombligo

Casi siempre nos olvidamos de hasta que existe. Este gran rezagado siempre queda fuera de los juegos sexuales. Gran error, ya que el ombligo es una zona erógena de primera, pues miles de terminaciones nerviosas van desde este punto hacia otras partes del cuerpo. Por eso, es hora de que comiences a incluir a este gran desconocido en la ruta hacia el orgasmo. Hay muchas formas de estimularlo: besos, caricias, soplidos, lamidas, etc. Eso sí, debe hacerse suavemente, ya que para muchas personas este es un punto súper sensible.

La ingle

La ingle es una de las zonas más sexys del cuerpo humano, tanto en las mujeres como en los hombres. Su estimulación puede provocar una explosión de endorfinas, aumentando la excitación al máximo. El problema es que casi siempre la dejamos de lado, pasándonos de inmediato a los genitales. Imagina lo hot que puede llegar a ser que te den besos, caricias o lamidas en toda la zona de la ingle durante algunos minutos, sin tocar ni un poquito tus partes íntimas. Esa sensación de que el otro está tan cerca de ahí, pero no lo toca, sino que estimula los alrededores ¡es súper excitante! Por eso, no olvides dar una pasadita por la ingle en la ruta hacia el orgasmo.