Actualización: Sáb, 13 / Ago / 2016 12:28 pm
Sábado, 13 / Ago / 2016

¿Cómo saber si todavía le gusto?

Cuando recién conocemos a un hombre que nos gusta, lo que nos une es la atracción física, pero lo que en realidad queremos es el amor.

¿Cómo saber si todavía le gusto?

Los hombres pueden ser muy obvios o muy reservados, pero esto no falla. Así demuestran los hombres que todavía se sienten atraídos por ti:

Cuando llega el amor y formamos una pareja, la que tiende a no estar más en muchos casos, es la atracción física. ¿Se puede amar sin estar atraído físicamente a tu pareja? ¿Qué pasa si esa química desaparece? ¿Somos cómo hermanos ahora?

Si el hombre que te gusta hace esta 8 cosas, es por que definitivamente él se siente sumamente atraído hacia ti:

1. Invade tu espacio personal a menudo
Todos tenemos ese espacio alrededor de uno mismo al que consideramos nuestro espacio personal, ese espacio que dejamos cuando nos paramos al lado de alguien. Pues para él, ese espacio casi no existe entre ustedes, por el contrario, cuanto más puede estar “encima” tuyo, mejor.

Por lo general cuando esa atracción comienza a desaparecer, ese espacio personal, cada vez se hace más grande y la otra persona no muestra ningún interés en atravesarlo y, a veces, tampoco soporta que tú “invadas” ese espacio.

2. No nota cada cambio que haces, pero nota esas cosas que ni tú notas
Te hace comentarios acerca de cómo te queda bien el color de ropa que tienes puesta, o cómo la ropa ajustada resalta tus curvas. 

Se da cuenta cuando te sientes feliz, porque lo nota en el brillo de tus ojos (algo que nadie más podría notar). Nota cuando tu cabello se ve más bonito o simplemente que tu sonrisa es más amplia hoy.

Esos detalles que van más allá de lo obvio, denotan que él te sigue prestando atención y que tiene la habilidad de ver más allá de lo puramente superficial, para ver tus emociones, sentimientos y belleza interior reflejada en la exterior.

3. Lo descubres observándote mientras estás distraída
Es común encontrarte con su mirada observándote en los momentos más inesperados. 
Mientras te cepillas los dientes, o sales del baño, o estás ocupada limpiando o cocinando; volteas y allí está él con su mirada. Cuando se siente descubierto o te dice que lo vuelves loco, o trata de disimularlo.

Este tipo de comportamiento dice sin lugar a dudas que él aún gusta de ti, que él se
siente atraído a ti físicamente quizás más que antes.

4. Te besa cada vez que puede
En esos momentos en los que menos te esperas un beso de él, él te tapa la boca con sus labios. Mientras le estás hablando de la escuela de los niños o recordándole que deben pagar el cable, él te observa detenidamente y casi como un ladrón, te roba un beso antes de que digas la última oración.

En esto es importante que tú no te enfades o lo trates como si no te hubiera estado prestando atención, porque si lo haces, comenzarás a inhibir sus acciones y comenzarás a crear una situación que puede terminar mal.

5. Te hace propuestas
Aún te invita o te hace fantasear acerca de lo lindo que sería que los dos puedan escapar de la rutina e irse solos en una segunda luna de miel. Él sigue demostrando su interés por pasar tiempo a solas contigo, tiempo de calidad en el que aunque sea por unos instantes puedan volver a ser sólo los dos en el mundo.

6. Sigue diciéndote que te desea
Sin necesidad de que lo adivines, él te dice cuánto te desea, y cuánto lo vuelves loco.

7. La intimidad entre los dos no es una obligación
Tener intimidad no se siente como una responsabilidad. Aún si no estás con ganas, él usa sus encantos para hacer que cambies de parecer.

La intimidad entre los dos es algo que aún ambos disfrutan, es un tiempo en el que los dos se sienten conectados y que ambos usan para sentirse más cerca y sus efectos duran hasta días después, y sentirse más enamorados es sólo uno de los grandes beneficios que les deja.

8. Aún cuando él (a veces) no parece tener ganas de tener intimidad, tú siempre puedes hacerlo cambiar de parecer

Muchas personas creen erróneamente que los hombres SIEMPRE quieren tener intimidad, pero esto no es así. Si bien, fisiológicamente los hombres son más predispuestos a tener sexo, esto no significa que deseen hacerlo todo el tiempo.

Si tu hombre a veces está cansado y no parece tener ganas, pero tú lo haces cambiar de opinión, es una prueba ferviente de que esa magia ocurre sólo por que él aún te desea y sigues siendo la dueña de su pasión.

Deseret News/Colombia.com