Actualización: Vie, 17 / Dic / 2010 12:51 pm
Viernes, 17 / Dic / 2010

Olores que seducen

Aunque se considera a la vista y al tacto como los sentidos que dominan nuestro deseo, el olfato tiene un papel muy relevante en los impulsos sensuales.

Olores que seducen

El acto de perfumarse tiene un destino muy erótico, y sus resultados pueden ser de lo más estimulantes en los momentos íntimos.

Diversos estudios constatan que los aromas son un potente estimulante sexual, sobre todo los olores genitales para los varones.

El olor corporal, rasgo distintivo que nos permite reconocer a nuestros semejantes, tiene el poder de provocar emociones, y reaccionamos ante él con atracción o rechazo, ya que la impresión olfativa puede decidir si acercarnos o no a alguien en aras de la fragancia que desprende. La percepción del olor y las reacciones que despierta pueden ser conscientes o inconscientes.
 
Con el íntimo contacto que supone toda relación sexual, los efluvios del otro, ya sean corporales o artificiales, se quedan grabados a fuego en la memoria olfativa.

A partir de entonces, los amantes mantienen una intensa relación aromática. Adoran el olor de su pareja y esto los erotiza.

Sin embargo, se puede potenciar el poder sensual del olfato introduciendo en la relación aceites para masajes o fragancias ambientadoras con distintos perfumes como el jazmín, el almizcle, el hisopo, el pachuli, el sándalo, el pino o la rosa.

Aunque pendiente de demostración científica, se cree que los olores pueden influir en los procesos hormonales.

Es el caso de la copulina, secreción vaginal que incrementa los niveles de testosterona del hombre que la huele en un 150%. Tampoco hay que pasar por alto el papel de las feromonas, sustancias que regulan el comportamiento sexual de los animales.

Queda claro, por tanto, que el juego de los aromas es un integrante más de los que pueden mejorar y hacer inolvidable una relación sexual en la que no todo queda reducido a la genitalidad.

Hoymujer.com