Actualización: Mar, 15 / May / 2018 2:24 pm
Martes, 15 / May / 2018

Enrique y Meghan Markle: Manual de buenas maneras para la boda real

Al casarse con el miembro de una de las familias más exclusivas del mundo, la actriz estadounidense Meghan Markle tendrá que aprender una serie de reglas de etiqueta.

Enrique y Meghan Markle: Manual de buenas maneras para la boda real
Foto: EFE

Los invitados a su boda con el príncipe Enrique de Inglaterra tendrán que demostrar también sus mejores maneras y atenerse al estricto protocolo.

Te puede interesar: 5 tips para vivir una luna de miel perfecta

A continuación se describen algunas de las normas que Markle y los invitados tendrán que seguir, según William Hanson, un experto en etiqueta real.

Reverencias

Cuando se encuentran con miembros de la familia real, los hombres deben hacer una inclinación con el cuello y las mujeres una reverencia, una formalidad que incluso algunos líderes mundiales encontraron difícil.

"No es una genuflexión hasta el suelo, porque luego igual no podrías levantarte, es una inclinación de la cabeza, las manos tras los costados, un pie detrás del otro. Dobla las rodillas, manteniendo la espalda recta", explicó Hanson.

Se espera que Markle aprenda rápidamente el protocolo, con la ayuda de cortesanos y miembros de la familia real.

Si está con el príncipe Enrique, Markle asume su rango, y los miembros de la familia real por debajo de este deben hacerle la reverencia.

"Pero si Meghan va sola por un pasillo y se encuentra con la princesa Beatriz, que tiene sangre real, es Meghan la que tendrá que hacer la reverencia a Beatriz. Es confuso", admitió Hanson.

Para novatos, hay una manera fácil de identificar el rango de un miembro de la familia real.

"Puedes adivinarlo cuando llegan a los compromisos" dijo Hanson. "Cuanto menos importante eres, antes llegas".

Presentaciones 

El cantante Ed Sheeran dio recientemente un ejemplo de como no hay que comportarse al saludar a un miembro de la familia real al colocar su mano izquierda en el brazo del príncipe Carlos cuando se estrecharon las manos.

"No uses la izquierda, debe quedarse a un lado", reveló Hanson. "Rompió el protocolo".

Al hablar con la reina, primero hay que llamarla "su majestad" y luego -en inglés- "ma'am", contracción de "madam", "señora". 

Vestido de novia 

Al haberse casado ya una vez, se especula si Markle llevará el tradicional vestido de novia o algo menos formal.

"Si es un vestido de novia, no creo que sea muy grande", aventuró el experto.

Se espera que Enrique vista chaqué, chaleco brillante y corbata, aunque también podría vestir su uniforme militar de gala, como hizo su hermano Guillermo en 2011.

La indumentaria de los invitados

La invitación especifica que los invitados deben llevar sombrero, un detalle que Hanson encontró "interesante" y que podría guardar relación con algunas infracciones del protocolo en la boda de Guillermo y Catalina en 2011.

Samantha Cameron, la esposa del entonces primer ministro David Cameron, no llevó sombrero y se adornó el pelo con unas joyas.

"Según se dice, tampoco llevaba medias. Como esposa de un primer ministro e hija de un barón, debería estar más informada", explica.

El futbolista David Beckham también vulneró las reglas de etiqueta, con el cuello de camisa equivocado y una medalla que sobraba.

"Llevaba una medalla. En primer lugar, la llevaba en costado equivocado y, en segundo, la invitación no decía 'con condecoraciones'. No tenía que haberla llevado".

¿De la mano? 

Enrique y Markle se han mostrado muy afectuosos en compromisos públicos, algo totalmente inusual en la familia real.

"Será interesante ver si Enrique y Meghan siguen dándose la mano en compromisos oficiales", planteó Hanson.

"No es algo muy británico, es una forma de emoción, y los británicos normalmente sólo mostramos emociones a los perros y los caballos", añadió.

Te puede interesar: 

La esperada boda real del príncipe Enrique y Meghan Markle se ha convertido en un escenario en donde desfilan un sin número de curiosidades

Posted by Colombia.com on Tuesday, May 15, 2018

AFP