Actualización: Jue, 20 / Ene / 2011 4:32 pm
Jueves, 20 / Ene / 2011

Verdades y mentiras sobre la depilación láser

La depilación láser se ha convertido en un tratamiento para la eliminación del vello cada vez más demandado tanto por mujeres como por hombres, aunque algunos expertos aseguran que ellos lo utilizan más que ellas.

Verdades y mentiras sobre la depilación láser

Los resultados más eficaces se producen cuando el tratamiento se inicia en invierno ya que la piel está menos bronceada y menos expuesta al sol.

Sin embargo, hay a quien le urge comenzar a depilarse en primavera por querer lucir una piel suave y limpia en verano. Esto es un error ya que en tan pocas sesiones no se puede eliminar el vello y además hay que tener precaución con el bronceado.

¿Qué es la depilación láser?

Se proporcionan pulsos de luz láser sobre la zona que se quiera depilar. Esta luz penetra en la piel, eliminando los folículos pilosos (las raíces de los vellos) y dejando la superficie intacta.

Aunque las sesiones suelen ser indoloras, el paciente puede llegar a sentir molestias en los tratamientos muy extensos. Cada sesión puede durar entre 10 minutos y 1 hora, dependiendo de la zona a tratar.

A pesar de que en cada cita se elimina todo el vello de la zona tratada, sólo un 20% aproximadamente se destruye de forma permanente. Suele reaparecer al cabo de mes y medio, pero irá disminuyendo su presencia con el transcurso de las sesiones.
Verdades y mentiras

La doctora Marta Castillo, de la Unidad Láser de las Clínicas Planas explica a ABC cuáles son las preguntas más frecuentes sobre la depilación láser.

1. ¿Puede realizarse en cualquier parte del cuerpo?

VERDADERO. El tratamiento puede realizarse sobre cualquier parte del cuerpo incluyendo el mentón, el labio superior, las mejillas, las orejas, la nariz, la frente, el cuello, las axilas, los brazos, el tórax, las areolas, la espalda, la línea del alba, las ingles y las piernas.

2. El vello desaparece para siempre

FALSO. La depilación láser tiene una efectividad del 90%, con lo que no se puede asegurar que los resultados sean permanentes, con cada sesión el vello crece menos, más débil y más claro.

La zona facial suele requerir alguna sesión de mantenimiento y en zonas como ingles o piernas si el vello no ha vuelto a crecer en los siguientes 7 meses, probablemente el pelo no volverá a aparecer.

3. Con cuatro sesiones el vello dejará de salir

FALSO. Lo recomendable es realizarse una sesión cada cinco o seis semanas. Sin embargo, no se pueden predecir el número de sesiones que se requieren ya que dependerá de la zona y del color y grosor del vello.

4. El tratamiento tiene cuidados posteriores

VERDADERO. Cuando se realiza una sesión, la piel queda algo roja. Este eritema puede durar cerca de dos horas.

El postratamiento consiste en la aplicación de cremas con aloe vera durante cuatro días y en evitar los focos de calor y humedad en la zona tratada. Es necesario, además, que se utilice protección solar total si la zona está expuesta al sol y es recomendable empezar productos cosméticos nuevos.

Entre cita y cita, el vello tarda aproximadamente dos meses en salir. Si llegado el momento no se puede realizar una nueva sesión, la zona puede depilarse con algún sistema que no arranque la raíz del vello del tipo cuchilla.

5. Se puede tomar el sol tras el tratamiento

VERDADERO. Una vez han pasado al menos quince días de la sesión de láser, se puede tomar el sol, haciéndolo con fotoprotector de pantalla total, en periodos cortos de tiempo al inicio y siempre que la piel esté perfecta, sin rojeces ni cambios de color. En caso de hacerlo, debe aplazarse la siguiente sesión hasta que hayan pasado seis meses como mínimo y la piel esté sin broncear de nuevo.

Abc.es