Actualización: Lun, 21 / Feb / 2011 12:50 pm
Lunes, 21 / Feb / 2011

Belleza artesanal

La micropigmentación es una opción práctica y sencilla para trazar una estética acorde a tu rostro.

Belleza artesanal
Qué más quisiera una mujer que estar presentable a cualquier hora. Ser, quizá, como la protagonista de alguna telenovela, en la que llueva, truene o relampaguee, siempre está con el maquillaje fresco y reluciente. Pero no es así. El actual rol de las mujeres en la sociedad se divide en tantas facetas (madre, esposa, ama de casa, profesional, amiga, etc.) que en ocasiones el tiempo no es suficiente para dedicar minutos extras al cuidado personal y estético.

La comodidad y practicidad al momento de arreglarse es un punto de partida para que una mujer modifique su apariencia física, con la posibilidad de elegir un estilo no apropiado para sus proporciones corporales y facciones del rostro principalmente, siendo éste uno de los más afectados al momento de querer igualar una cara con determinadas características, si no se tiene la supervisión de un experto en imagen.

La industria de la belleza facilita muchas herramientas para solucionar el estilo del maquillaje y las facciones ideales para cada ocasión, sea de día o de noche. El delineado permanente es un claro ejemplo, en el que en un dos por tres el rostro queda con un diseño básico para ahorrar tiempo y dinero en cuestión de los cosméticos empleados cotidianamente.

Ana Karina Ruiz de Díaz experta en micropigmentación -como también se le conoce al delineado permanente- explica en qué consiste esta técnica, que en algunas ocasiones llega a confundirse y creerse que tiene el mismo procesidmiento y forma que el tatuaje.

En primer lugar, el delineado permanente es una microcirugía que se aplica entre la epidermis y la dermis. En términos médicos se llama microcirugía de implantes de pigmentos, en la cual se realiza un diseño en una determinada zona del cuerpo.

Uno de los mitos que más persiguen al delineado, es la duración del trabajo. La especialista asegura que a diferencia del tatuaje, que no puede removerse una vez hecho, los productos utilizados para la micropigmentación son de origen vegetal y son expuestos a la piel de una manera suave y sutil, por lo que en un lapso de meses o años la tinta comienza a desvanecerse o atenuarse de su color original.

La coloración orgánica de la micropigmentación da pie a que la persona tenga la opción de modificar y cambiar el diseño del rostro a su antojo. Ana Karina resalta que gracias a que las células muertas de la piel se renuevan cada 28 días, es más fácil el proceso de acoplar el delineado a la tendencia o moda que rija en ese momento.

El proceso es rápido, práctico y funcional a través de dos técnicas posibles. La primera, en la más tradicional, se trabaja con una máquina llamada dermógrafo. Por su parte, la técnica manual se realiza con una pequeña pluma que no es eléctrica y genera menos ruido que la anterior.

Más que una opción estética

Muy poco se sabe de los grandes beneficios que la delineación tiene, además de su función estética. Considerada como una amante de la belleza, Ana Karina advierte que el delineado permanente también tiene un objetivo médico reconstructivo en aquellas personas que cuentan con alguna cicatriz.

La pigmentación se emplea para maquillar labios leporinos, alopecias (falta de cabello o vello en determinada zona), cicatrices por quemaduras o golpes y, sorprendentemente, en situaciones de cáncer de mama, pues la areola del pezón puede reconstruirse después de que una mujer pierde el seno.

“Hace 20 años no había este nivel en la cosmetología, ahora tiene un sentido estético y médico. En la reconstrucción de la areola tratamos de maquillarla lo más parecido a lo que esa mujer pudiera tener;?además de aumentar su autoestima en funcionamiento de su intimidad”, explica la experta, quien realiza gratuitamente el delineado permanente en damas que han sufrido de cáncer de mama y desean recuperar la apariencia normal del seno.

Informador.com.mx