Colombia.com Bogotá Jueves, 04 / Abr / 2019

Oración a San Antonio de Padua para encontrar el amor

San Antonio de Padua es uno de los santos a los que más oraciones se le dirigen sobre todo porque se le tiene fe para encontrar a un buen amor y quieren casarse y formar un hogar.

Oración a San Antonio de Padua para encontrar el amor
Con fe se puede encontrar el amor. Foto: ShutterStock

Para empezar, San Antonio de Padua nació en Lusitanus, en Lisboa, en uno de los barrios más emblemáticos de la ciudad en 191.

Su nombre de pila era Fernando Martim de Bulhões e Taveira Azevedo, que cambia a su ingreso a la orden de los franciscanos en el año 1220.

Te puede interesar: ¿Qué significa soñar con agua?.

La fiesta en su honor se realiza el 13 de junio de cada año y es el patrón entre otros, de aquellos que buscan pareja, de los novios y de los matrimonios.

Con estas dos oraciones y mucha fe se puede conseguir lo que se desea:

Oración a San Antonio de Padua

¡Oh! admirable y esclarecido protector mío, San Antonio de Padua! Siempre he tenido grandísima confianza en que me habéis de ayudar en todas mis necesidades, rogando por mi al Señor a quien servisteis, a la Virgen Santísima a quien amasteis y al divino Niño Jesús que tantos favores os hizo. Rogadles por mi, para que por vuestra poderosa intercesión me concedan lo que pido.

¡Oh Glorioso San Antonio! Pues las cosas perdidas son halladas por vuestra mediación y obráis tantos prodigios con vuestros devotos; yo os ruego y suplico me alcancéis de la Divina Majestad el recobrar la gracia que he perdido por mis pecados, y el favor que ahora deseo y pido, siendo para Gloria de Dios y bien de mi alma.

Amén.

Para el amor 

¡San Antonio de Padua!,
Que al sagrado monte acudiste,
Y que en medio de tu aflicción,
Encontraste la luz que el señor te alumbró,
Quien de ti tuvo compasión y te obsequio tres bendiciones:
Que se aclare y difumine el pasado borroso,
Que puedas encontrar las joyas que se hallan perdidas y,
Que el sendero y el amor puedan llegar a tu puerta, y se quede ahí hospedado,
San Antonio, escucha mis lamentos.
Tu majestuosidad hoy se expande,
Alejando de mi la tristeza, melancolía y la nostalgia,
Y que vea por fin en mi vida el amor resplandecer como nunca.
Tú que vives y reinas por los Siglos de los Siglos,

Amén.

Liliana Matos Zaidiza - Colombia.com