Colombia.com Bogotá Miércoles, 19 / Dic / 2018

Oración a San Ramón Nonato para las embarazadas

San Ramón Nonato es el Santo Patrono de las mujeres embarazadas, para tener un buen parto y bebés no nacidos.

Oración a San Ramón Nonato para las embarazadas
Una buena oración para las mujeres embarazadas. Foto: Pixabay

Pero, ¿quién fue San Ramón Nonato? Fue un religioso mercedario que nació en Portella en la diócesis de Urgel, Cataluña, alrededor del año 1203. 

Recibió el nombre de Ramón en el día de su bautismo y el apodo de Nonato (el no nacido), porque él no nació de una manera normal, sino que fue recibido por una operación de cesárea luego de que su madre muriera de dolor durante el parto.

Te puede interesar: ¿Qué haría usted al descubrir una infidelidad?.

Desde el momento en que era muy joven, San Ramón Nonato manifestó una gran devoción por la Santísima Virgen. De hecho, rezaba el Rosario todos los días en la ermita de San Nicolás de Mira.

Una vez la Virgen se le apareció y le prometió su protección. Después de esta visión mística, él fue fuertemente tentado a pecar contra la castidad, pero no cayó en ninguna oportunidad. Él fue a agradecerle a su Patrona y le consagró su virginidad.

Cuenta la historia que  la Santísima Virgen María se le apareció de nuevo, mostrando su entera satisfacción y aconsejándole que entrara en la Orden de de los mercedarios, cuya fundación se había inspirado San Pedro Nolasco.

Te puede interesar: ¿Qué hacer si tu ex regresa?.

Oración a San Ramón Nonato para tener un buen parto

Oh excelso patrono, San Ramón, modelo de caridad para con los pobres y necesitados, aquí me tienes postrado humildemente ante tus pies para implorar tu auxilio divino en mis necesidades.

Así como era tu mayor dicha ayudar a los pobres y necesitados en la tierra, auxíliame, te suplico, oh glorioso San Ramón, en esta aflicción que me aqueja.

Oración a San Ramón Nonato por las familias

Señor, Padre Todopoderoso! La familia es la institución más antigua de la humanidad, pues es tan antigua como el hombre mismo.

Pero, debido a que esta es tu propia institución y el único medio por el cual el hombre puede venir a este mundo y desarrollarse a la mayor perfección, las fuerzas del mal la están atacando, haciendo que los hombres desprecien esta unidad básica de la civilización cristiana.

En su furia, ellos intentan propinarle un golpe mortal a las familias. Nos les permitas que tengan éxito en esa oscura tarea, Señor, en esos diseños destructivos sobre la familia.

A través de la gloriosa intercesión de tu siervo San Ramón Nonato, abogado defensor en el cielo por la felicidad, el bienestar y la paz de las familias cristianas, te rogamos que escuches nuestras oraciones.

Por el mérito de este gran santo, nuestro patrón, concédenos que hogares puedan siempre ser modelados siguiendo a la Sagrada Familia de Nazaret.

No permitas que el enemigo de la vida familiar cristiana triunfe en sus ataques sacrílegos, sino que más bien, conviértelos a la verdad para la gloria de tu santo nombre.

Amén

Redacción Vida y Estilo - Colombia.com