Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Oración a San Juan Cancio para alejar los malos pensamientos

Si recientemente los malos pensamientos invaden tu mente y sientes un intenso deseo de venganza contra alguien, esta oración a San Juan Cancio es para ti.

Aleja los pensamientos negativos de tu vida con esta oración. Foto: Shutterstock
Aleja los pensamientos negativos de tu vida con esta oración. Foto: Shutterstock

Si recientemente los malos pensamientos invaden tu mente y sientes un intenso deseo de venganza contra alguien, esta oración a San Juan Cancio es para ti.

En alguna ocasión de tu vida, de forma consciente o inconsciente, has tenido malos pensamientos que de ser llevados a las palabras podrían llegar a ofender a otro individuo, o tal vez un profundo deseo de venganza por un hecho que consideras desafortunado y que terminó afectándote en gran medida, y aunque no lo creas, es algo completamente normal, aunque esto no significa que debas dejar que suceda con frecuencia.

Lo que pocas veces analizamos al estar frente a este tipo de situaciones es que seremos los más perjudicados, pues esta es una forma de nublar por completo tu mente con negativismo y generar un fuerte desequilibrio emocional que afecta la tranquilidad de tu alma. Para que esto no suceda, no hay mejor refugio que el amor de Dios, aunque con este tipo de pensamientos solo terminemos alejándonos de él. Al respecto, San Juan Cancio puede ser una gran ayuda.

¿Quién fue San Juan Cancio?

Este santo fue un sacerdote polaco, teólogo y escolástico, nombrado desde muy temprana edad como profesor de la Universidad de Cracovia, motivo por el cual es considerado patrono de los profesores universitarios; no obstante, por la envidia de sus compañeros, fue enviado a ser párroco en un pueblo lejano, aunque tiempo después recuperó su puesto en la institución educativa para dictar clases de las Sagradas Escrituras.

La razón por la que puede ser tu apoyo ante malos pensamientos, los chismes y deseos de venganza es porque sus lecciones siempre se basaban en esto, pues les repetía a sus alumnos: “cuídense de ofender, que después es difícil de olvidar la ofensa. Eviten murmurar, porque después resulta muy difícil devolver la fama que se ha quitado”. Desde su muerte se le atribuye una gran cantidad de milagros.

Oración para los malos pensamientos

Oh, bendito San Juan Cancio, tú viviste en carne propia los efectos de la venganza, luego de que tus compañeros hicieran que te alejaras por un tiempo de tu vocación, y compartiste siempre con las personas la importancia de alejar por completo de nuestra vida las malas palabras, los chismes, las ofensas y los deseos de hacer mal al prójimo.

Es por esta razón que hoy recurro a ti, para que me ayudes a mantener aquello para lo que Dios me dio mi voz y mis pensamientos, y me alejes de la tendencia de destruir a los demás con ellos. Te pido intercedas por mí para que el Señor, Todopoderoso, me dé la sabiduría necesaria para que por mi mente y por mi boca solo pasen palabras positivas.

Ayúdame a elevar esta humilde plegaria a los cielos, para que este deseo de venganza y ofensa desaparezca por completo de mí, que mi alma tenga la tranquilidad necesaria y que, con el amor de nuestro Dios, aprenda a perdonar, a olvidar y a soltar. Por la gracia y la dulce presencia del Señor confío plenamente en que así será, y que tu maravillosa intercesión será clave en ello. Amén.