Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Oración a la Virgen de Fátima para alejar a tus enemigos

Tus enemigos pueden estar más cerca de lo que imaginas, por eso, puedes encomendarte con una oración a Nuestra Señora de Fátima, para mantenerlos alejados de tu vida.

Reza esta oración para alejar enemigos y personas malintencionadas de tu vida. Foto: Shutterstock
Reza esta oración para alejar enemigos y personas malintencionadas de tu vida. Foto: Shutterstock

Tus enemigos pueden estar más cerca de lo que imaginas, por eso, puedes encomendarte con una oración a Nuestra Señora de Fátima, para mantenerlos alejados de tu vida.

Francisco, Jacinta Martos y Lucía Dos Santos, fueron los tres pequeños pastorcitos que tuvieron el privilegio de ser testigos de las apariciones de la Virgen María, quien les enseñó a rezar el rosario como único método para acabar con la guerra, lo cual cumplió; esta historia llevó a que se creara una advocación más de la Madre de Dios: la Virgen de Fátima.

El 13 de octubre de 1917 todos esperaban una señal divina de la Virgen y fue, precisamente, el día en el que se dio el ‘Milagro del Sol’, un gran acontecimiento que quedó plasmado en el cielo; de hecho, a ella se la conoce por sus múltiples milagros, motivo por el que los fieles solicitan su ayuda en diferentes situaciones.

Es por esta razón que hoy puedes encomendarte a Nuestra Señora de Fátima haciendo tus peticiones de protección, para que tus enemigos se mantengan alejados de tu vida y el mal no llegue a alcanzarte; para ello, te enseñamos una poderosa oración, compartida por el portal ‘Oración a’.

Oración para alejar enemigos

Virgen de Fátima, mediante tu pureza y tu sí incondicional, con que alcanzaste el favor infinito del Creador, te ruego alejes de mi presencia y de mi alcance todo enemigo que tenga cualquier poder sobre mi integridad y me pueda llegar a causar perjuicio, daño o desgracia.

Toma mi vida oh poderosa Virgen de Fátima, toma la voluntad de mi enemigo, doblega, humilla y reduce su corazón de maldad e injusticia, concédele la gracia de cambiar y reconsiderar su maldad, reconstruir lo que ha dañado; líbrame de enemigos traicioneros, líbrame de enemigos que aparentan ser amigos y líbrame además de enemigos que no tienen ninguna compasión de nadie, de los que su único fin es provocar miseria.

Otórgame poderosa Madre, la tranquilidad y protección que nada ni nadie en este mundo tendrá el poder de concederme; Virgen de Fátima, mantén tu presencia a mi lado, pues sin ti, mi enemigo es poderoso.

Desde el peligro que me acecha, me adhiero a tu santa y maternal protección, tú eres Madre de gracia, Madre de amor y protección, a nadie que te pide con fe y desde su necesidad, dejas sin protección y bendición.

Virgen de Fátima, aleja por siempre de mi presencia todo enemigo visible y oculto, de cualquier procedencia, ponte a mi lado como escudo protector que separa toda amenaza y todo poder que se haya originado en los abismos como brujería, hechicería, rezos, conjuros y cualquier otra posibilidad que el enemigo utilice para dañar y destruir. Amén.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Vida y Estilo

Lo más leído en Colombia.com