Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Oración a la Virgen María para que te de fuerzas para continuar

Monseñor Jorge Solórzano Pérez comparte una oración dedicada a la Virgen María para pedir fortaleza en los momentos complicados en los que puedas atravesar.

Oración a la Virgen María cuando sientas que ya no tienes fuerzas. Foto: Shutterstock
Oración a la Virgen María cuando sientas que ya no tienes fuerzas. Foto: Shutterstock

Monseñor Jorge Solórzano Pérez comparte una oración dedicada a la Virgen María para pedir fortaleza en los momentos complicados en los que puedas atravesar.

La fe se convierte en la mejor aliada de muchas personas cuando todo parece complicarse un poco en su vida, pues es en estos momentos cuando recuerdan que a pesar de las dificultades siempre hay maneras de salir adelante si se tiene a Dios y a la Virgen María en el corazón.

Al respecto, el Obispo de la Diócesis de Granada, en Nicaragua, Monseñor Jorge Solórzano Pérez, dio a conocer una hermosa oración dedicada a la Madre de todos para que nos brinde fortaleza en los momentos más angustiantes, cuando sentimos que ya no podemos continuar por falta de energías, en la Catedral de Granada.

Y es que, aunque la plegaria fue recitada frente a la Imagen de la Viren de Fátima que peregrina en Nicaragua pidiendo estar en constante plática con la Virgen por las necesidades y el futuro de dicho país, lo cierto es que la enseñanza es la misma y puede ser de utilidad para cualquier persona que necesite recobrar las fuerzas, sin importar el lugar del mundo en el que se encuentre. Además, fue recopilada por el portal ‘Aciprensa’ y te la compartimos a continuación para que puedas conservarla si te encuentras pasando por este tipo de situación.

Oración para pedir fuerzas

¡Madre Inmaculada! ¡Que no nos cansemos! ¡Madre nuestra! ¡Una petición! ¡Que no nos cansemos! Si, aunque el desaliento por el poco fruto o por la ingratitud nos asalte, aunque la flaqueza nos ablande y aunque el furor del enemigo nos persiga y nos calumnie, aunque se vinieran al suelo nuestras obras y tuviéramos que empezar de nuevo… ¡Madre querida! ¡Que no nos cansemos!

La oración se realizó en frente de la imagen de la Virgen de Fátima. Foto: Shutterstock
La oración se realizó en frente de la imagen de la Virgen de Fátima. Foto: Shutterstock

Firmes, decididos, alentados, sonrientes siempre como Tú, con los ojos de la cara fijos en el otro y en sus necesidades para socorrernos, con los ojos del alma fijos en el Corazón de tu Hijo que está en el Sagrario, ocupemos nuestro puesto, el que a cada uno nos ha señalado Dios. ¡Madre querida!... ¡Que no nos cansemos! ¡Nada de volver la cara atrás!, ¡Nada de cruzarnos de brazos!, ¡Nada de estériles lamentos!

Mientras nos quede una gota de sangre que derramar, unas monedas que repartir, un poco de energía que gastar, una palabra que decir, un aliento de nuestro corazón, un poco de fuerza en nuestras manos o en nuestros pies, que puedan servir para dar gloria a Él y a Ti, y para hacer un poco de bien a nuestros hermanos… ¡Madre mía, por última vez! ¡Te rogamos no cansarnos!

Artículos Relacionados

+ Artículos