Lo que un mal amor me dejó en la vida

Les ha pasado que, como mujeres, ¿nunca olvidan fechas importantes en su vida, incluso aquellas que tienen que ver con corazones rotos y llantos incontrolables?.

Mié, 23 / Mar / 2016 3:10 pm

SÍGUENOS EN:

Google News
Colombia.com - Vida y Estilo

Colombia.com - Vida y Estilo

Mié, 23 / Mar / 2016 3:10 pm

Les ha pasado que, como mujeres, ¿nunca olvidan fechas importantes en su vida, incluso aquellas que tienen que ver con corazones rotos y llantos incontrolables?.

Esta es una carta para todas ustedes, sobre todo para ustedes hombres, para que entiendan un poco y valoren a la mujer que tienen al lado.

"Nunca olvido una fecha. Sé cuándo fue la primera vez que te vi, qué llevabas puesto, qué dijiste, tu sonrisa y cómo me enamoré al instante. Nunca olvido cómo me enamoraste, lo que decías y las palabras exactas que utilizaste. Tampoco cuando te fuiste por primera vez detrás de otra persona porque necesitabas algo mejor en tu vida.

Menos cuando volviste diciendo que yo era el amor de tu vida y que no podías controlar todo ese amor que sentías. El mismo que te duró dos meses. El tiempo suficiente para irte de nuevo con alguien más. El tiempo pasó, la juventud también. Nos volvimos a encontrar y el amor fue esta vez más fuerte.

Éramos uno solo sin pensar en el pasado, éramos un par de enamorados que pasaban el tiempo hablando de todo y de nada, mirándose sin defectos. Éramos todo lo que necesitábamos el uno del otro. Hasta que llegó aquel día y tal vez por eso es que ahora odio los lunes.

Ese lunes, no pude más y fui a preguntarte qué pasaba. ¿Cómo era posible que hubiera espacio para una mujer diferente a mí en tu vida cuando había jurado tantas cosas a mi lado? La sorpresa es que no era solo una, eran cuatro más y tú sonrisa te delataba. Te deleitabas diciendo que eso era normal. El mundo cayó, tu máscara cayó, mi alma se destruyó.

Te  puede interesar: Crean un consolador que te puede dejar en embarazo.

Todo pasa muy rápido, dicen que se le llama corazón roto a ese sentimiento porque técnicamente el corazón se detiene y se resta un poco de vida porque se quebranta. Eso, cuando se siente que el pecho duele y uno se ahoga ante una situación relacionada con el amor, eso se determina corazón roto.

Hay mujeres que lo superan en un día, una semana. Otras nos damos nuestro tiempo, hacemos del dolor parte de nuestra vida para transformarlo en algo fuerte. Fuerza de voluntad y entendimiento. Nunca olvido una fecha y tal vez por eso sé que hace un año me abandonaste sin dar explicaciones, que al mes siguiente no importaron mis ruegos, solo tus burlas.

Que pasaban los meses y yo me culpaba y pedía perdón hasta por lo que no hice. Nunca olvido que llegó el mes de junio y tras tu último rechazo me dije: no más. El corazón seguía roto pero el llanto llegó hasta ese momento.

Es difícil para una mujer que ama tanto empezar de nuevo. Despertar cada mañana y mentalizarse que su vida puede ser mejor sin esa persona que tanto daño le hizo, a su lado. Tomar un café sola, ir a cine sola, cenar en un restaurante sin compañía o simplemente caminar en un parque o viajar sin compañía. 

Difícil pero no imposible. Difícil acostumbrarse a no saber de ti, a no decirte buenos días, ni a desearte un buen día. A preguntarte cómo la habías pasado o si algo te preocupaba. A dejar pasar tu cumpleaños como una fecha más en el calendario, a que llegue el día en que te ibas a casar con él y marcarla como un día que jamás existió. Difícil dejar que pasen los días y aprender a enfocarte en algo más como el trabajo o los amigos para 'superar'.

Superar o cambiar de tema quizás. Solo que justo, justo en ese momento en que una mujer tiene el poder suficiente para decir lo logré, ustedes hombres aparecen como si nada hubiera pasado. Aparecen diciendo que lo sienten y que uno es el amor de su vida pero solo por un tiempo prudente, quizás una semana.

Luego desaparecen de nuevo y dicen que uno cambió. Les explicaré. Uno cambia sí, finalmente somos de costumbres y si ya no está quien te acostumbra a todo, corres el riesgo de desaparecer de la vida de quien amas.

Hace un año me abandonaste, hoy estás aquí, frente a mí y dices que ya no sabes qué sientes porque yo he cambiado. Y gracias a Dios que lo he hecho y no corro cuando me escribes o me llamas, mucho menos cuando dices que me quieres ver. Cambié y más que eso, me acostumbre.

Tal vez me acostumbré a despertar por mí y no con la ansiedad de verte dormido junto a mí. A cambiar mi pie izquierdo por el derecho cuando tocaba y darme ánimos para lograr mis metas. A disfrutar de mis logros y celebrarlos sola o con amigos que no hablaran de sus relaciones.

Hay muchos de ellos ahora, ¿sabes? No todos quieren tener una relación por el hecho de no estar solos. Muchos, como en lo que me he convertido yo, queremos vivir el día a día sin necesidad de tener que explicarle nuestros logros y decisiones a nadie.

Pensarás que soy un témpano de hielo, pero prefiero pensar que soy un iceberg con mucha historia por vivir. Tú tan solo ves una parte, la que destruiste, pero no sabes lo fuerte que uno se vuelve cuando le han roto tanto el corazón. Ya no hay llanto, no hay días tristes. No importa si te veo o no, si intentas abrazarme o besarme cuando te veo.

No importa si estás. El dolor se ha vuelto algo que ya no concibo como parte de una relación. No respondo con ataques cuando lo haces, solo digo que dejes ser a la gente, que es su vida. No hago tantas cosas que disfrutaba a tu lado porque me he convertido en otra persona. Tú me llamas fría, yo me llamo fuerte, valiente y segura de lo que quiero y justo en este momento, eres todo lo que no quiero en la vida.

Me he convertido en la mujer tiene una fortaleza invaluable que nunca sabrás tumbar, mientras tú, te has convertido en esta última carta que simplemente lleva por título -Lo que un mal amor me dejó en la vida-".

Colombia.com

#Pareja¿Ya sabes si vas a durar para toda la vida con tu pareja?

Posted by Colombia.com on Monday, March 21, 2016

SÍGUENOS EN:

Google News

Artículos Relacionados