Colombia.com Bogotá Sábado, 10 / Sep / 2016

¿Cómo mantener contenta a tu suegra? 

Tienes una relación y todo va bien, te presentan a tu suegra y quieres que la relación siga como va. Aquí te decimos qué hacer. 

¿Cómo mantener contenta a tu suegra? 

Para que tu relación afectiva no se vea afectada por tu mala relación con tu suegra es NECESARIO que te lleves bien con ella, y acá te dará algunas ideas para lograrlo. 

1. Trata de averiguar cuál es la razón por la cual no te trata bien. 

Esto va a ser fácil y lo mejor es que lo afrontes de frente y no le des tiempo para que esa molestia que siente hacia ti avance y “agarre raíces”. Aprovecha algún momento en que estés a solas con ella y pregúntale tal cual sobre sus sentimientos por ti. Si son celos porque estas casada con su hijo, pues dile que no tienes la intención de alejarlo de ella, si no que tu intención es que ella gane un familiar más (que eso vendrías a ser, gústele o no a ella) 

Por lo demás, si solo son ganas de pelear y encontrarte peros, te recomiendo que jamás te iguales a discutir con ella, en su lugar déjala que discuta sola, porque “para pelear se necesitan dos”. Si tú no le sigues el juego y sabes soportar con humildad y paciencia su oposición, a la larga va a pasar una de dos cosas: bien se va a cansar o tu esposo se va a dar cuenta de que tus quejas iniciales acerca de la oposición de su madre no eran solo eso, y va a tener que hablar con ella al respecto. 

2. Sé amable con ella  

Al hacerlo debes ser genuina. Va a costar en un principio, lo sé, pero al cabo de un tiempo va a darse cuenta que no eras la persona que ella creía y va a cambiar (si es sensata). Más tarde, ser gentil con ella te va a salir al natural. 

3. Haz uso del buen humor 

La risa siempre ha sido una especie de anestésico para los dolores del alma y puede ayudarte mucho a cambiar el humor de tu suegra. No se trata de que te conviertas en un payaso para hacerla reír, sino que ante algo despiadado que diga, en lugar de responderle en el mismo tono, logres con una respuesta divertida y ocurrente que corte con la tensión de la situación. 

4. Elógiala y agradece con lo que hace por ustedes  

Ama a su hijo, eso es un hecho, así que va a tratar de estar pendiente a ofrecerse a hacer algún platillo de su gusto, quizás querrá también pasar tiempo con sus nietos. Es probable que te ofrezca su opinión respecto a algo, si lo hace de buena manera no hay por qué sentirse ofendido y a la defensiva. 

Elogia su buena actitud y su comportamiento, agradece lo que haga por ustedes porque en la vida nada es gratis y lo regalado ya es ganancia y ten presente que va a procurar ser servicial. Por otra parte, ignora o pasa por alto los comportamientos que no te son agradables y éstos poco a poco van a desaparecer. 

5. Date la oportunidad de conocerla 

Al igual que tú, tu suegra ha tenido que pasar por situaciones difíciles en su vida y quizás, en algún momento que la veas triste, cansada o enferma muéstrate interesada en ella y lo que sea que le esté pasando. Recuerda que siempre se puede aprender algo de las personas que te rodean y ella no es la excepción. 

6. Hazle obsequios 

Es una manera de mostrarle respeto y agradecimiento; de hacerle saber que para ti, ella tiene un papel fundamental en tu vida familiar. Si sabes hacer carpetas en crochet, coser ropa, o incluso un rico pastel, lo que sea que venga de tus manos le mostrará que te preocupas por ella, que la aprecias y te tomas de tu tiempo para tenerla en cuenta en tu vida. ¡Claro! asegúrate que sea de su gusto y lo disfrute. 

7. Explica cuanto antes los malentendidos  

Si en algún momento se llega a presentar entre ustedes una discrepancia, no tardes en aclarar lo ocurrido. Para ninguna relación es bueno dejar que la otra persona se distancie sin haber hablado de lo que pasó. Eso sí, hazlo con educación, firmeza y claridad con el fin de poner fin al mal momento. 

8. No compitas con ella 

Es algo absurdo, tanto ella como tú tienen sus pros y contras, así que competir por quién hace el mejor pastel de chocolate o los comentarios más brillantes solo traerá inconvenientes. La vida y las relaciones afectivas no son relaciones de poder en donde se trata de ver quién supera a quién en qué. 

En vez de ello, aprende lo que más puedas de ella y no olvides que siempre hay espacio para las dos en el mundo. 

Convertirte en amiga de tu suegra no es tan difícil como puede llegar a parecer, solo hazlo con el corazón y tarde o temprano ella se dará cuenta que eres digna de su hijo y le haces feliz. 

Deseret News / Colombia.com