Colombia.com Bogotá Viernes, 09 / Sep / 2016

Una mala alimentación incrementa el riesgo de sufrir infartos

Los grupos más propensos, son todas aquellas personas que tengan como pre diagnostico la obesidad sean hombre o mujeres, por lo general personas mayores de los 50 años. 

Una mala alimentación incrementa el riesgo de sufrir infartos
Una mala alimentación incrementa el riesgo de sufrir infartos

En nuestra sociedad estamos acostumbrados a comer de forma abundante y sin reparos, e incluso ingerimos ya por antojo en especial la conocida “comida chatarra”, lo cual a la larga nos puede ocasionar un sobrepeso y sufrir de enfermedades cardiovasculares, manifestó la nutricionista Milagros Solá , de Solidaridad Salud.

“No solo se trata de llevar solo una alimentación adecuada, se debe llevar un estilo de vida saludable que debe ir de la mano con ejercicio. Nos referimos a alimentación saludable: Consumir de cinco  a siete porciones de frutas y verduras diarias, debe estar incluido lácteos bajos en grasas, carnes magras pollo pescado pavo, avestruz, claras de huevo, dos veces por semana las menestras, incluir cereales diarios como quinua, trigo, morón, arroz integral”, indicó.

Te puede interesar: Estudio indica por qué no se debe comer después de las siete de la noche

Según la especialista el consumo de líquido debe ser de 8 vasos por día, ingerir un aceite de ácidos grasos esenciales con omega 3 u 6 (sacha inchi, linaza) o el de aceite de oliva. “Debe existir un consumo adecuado de fibra, evitar todo tipo de excesos: azucares, alimentos altos en sodio (sal) como las sopas instantáneas, comidas enlatadas (todo tipo) y exceso de grasas saturadas (res, embutidos en general, productos de panaderías, postres), mantequillas, aceites)”, precisó.

Para  Milagros Solá, aquellas personas que padecen obesidad tienen un riesgo muy elevado de padecer enfermedades metabólicas como diabetes, arterioesclerosis, hipertensión, enfermedades cardiacas que comprometen el sistema circulatorio en general, gota, hígado graso, dislipidemias. Las complicaciones  que pueden conllevar son básicamente problemas cardiacos o infartos.

“Puede que los hábitos alimentarios influyan mucho, ya que si la alimentación es elevada en sal es muy probable que ése sea uno de los principales motivos. Cuando decimos sal, no solo nos referimos al aumentar a las comidas si no también al excesivo consumo de comidas rápidas, alimentos envasados. Otro factor importante es la falta de actividad física y la genética.

Fuente: whatthegirl