Colombia.com Bogotá Viernes, 20 / Ene / 2017

¿La terapia de pareja acerca o aleja?

El problema es cuando las herramientas disponibles no alcanzan para resolver los ruidos en la comunicación ¿Cuándo es momento de hacer terapia de a dos?

¿La terapia de pareja acerca o aleja?
Terapia de pareja ¿acerca o aleja? Foto: psicocode

Durante el período de enamoramiento, creemos que todo lo podremos: que salvaremos diferencias de culturales, económicas y familiares, entre otras.  Es normal que las parejas atraviesen períodos turbulentos, ya que a medida que una relación se afianza, suelen acentuarse algunas cuestiones conflictivas. 

Te puede interesar: ¿Qué es lo que quiere una mujer de su pareja?

Una pareja llega al consultorio de un terapeuta porque ya no hay deseo o diálogo, por infidelidad, por problemas con los hijos... Tantas razones como individuos.  La experiencia indica que puede ser positivo  hacer terapia de manera preventiva en algunas situaciones en las que cambia la dinámica de la relación, por ejemplo ante situaciones familiares complicadas, como una enfermedad grave o una pérdida.

Estas son algunas de las preguntas que es útil hacerse antes de tomar la decisión de hacer terapia.

¿Hay un compromiso de ambos? 

En general, uno es el que propone y el otro acepta y acompaña, de manera más reticente. Para que esta metodología funcione como corresponde ambos tienen que estar dispuestos a la escucha, a revisar sus antiguos paradigmas y, fundamentalmente, a animarse al cambio. Asegúrate de que existe un real compromiso de él (o de ella) de revisar qué se puede mejorar.  No tironees ni obligues al otro a algo que no quiere – o no puede - hacer.

¿Tienen  claro a qué van?

Una pareja puede tener decenas de diferencias pero, seguramente, una es la que más pesa. Cuando se identifica la razón principal de la consulta es más fácil desenrollar la madeja. Es cierto que a veces es difícil discernir qué es lo que más duele o complica pero es muy útil sacarlo a la luz.

¿Y si después nos separamos?

Muchas parejas rompen después de la intervención terapéutica pero esto no es atribuible al profesional. Seguramente lo que estaban necesitando era tomar la decisión y no se atrevían a hacerlo. Cuando ya no hay chances de que el amor resurja lo mejor es soltar. Si tienes miedo de hacer terapia para no desencadenar la separación, puede que ya la hayas decidido.

¿Estás dispuesto/a a  ser honesto?

Las terapias implican compromiso de honestidad con el profesional y fundamentalmente con uno mismo. La idea es buscar consensos, acercar posturas y encontrar un rumbo sano. Si vas a mentir, enmascarar la realidad o querer salir ganador de una discusión, recuerda que el espacio terapéutico no es un ring de boxeo.

¿Estás decidido/a a perdonar?

Los resentimientos carcomen los vínculos. Quizás sea hora de que saquen todo afuera, expresen  lo que les duele y se decidan a empezar de nuevo porque el amor es más fuerte. Lo no dicho, las iras acumuladas, los rencores te enferman y enferman a la relación.

¿Te animas a ser más amoroso?

No es lo mismo decir desde la ira que desde el amor. Quizás encuentren en el diálogo mediado por un tercero  un espacio en el que puedan manifestarse con respeto, sin agresiones ni ofensas. Es un gran ejercicio para la vida cotidiana aplicar la amorosidad a todas las situaciones.

Una buena terapia de pareja puede ser una invitación al encuentro.  A conectar con el amor real más que con el amor ideal.

Te puede interesar:

#Parejas No se te ocurra culparte por eso. El inconsciente suele hacer jugarretas

Posted by Colombia.com on Friday, January 20, 2017

Colombia.com