Por: Prensa Fincomercio • Colombia.com

Lanzan campaña navideña para donar cabello a mujeres con cáncer de estratos 1, 2 y 3

Se necesitan de 9 a 10 mujeres para terminar una peluca; por eso, en Navidad, únete a esta campaña para donar cabello a las mujeres con cáncer de estratos 1, 2 y 3.

Campaña navideña: dona cabello para cambiar la vida de mujeres con cáncer. Foto: Shutterstock
Campaña navideña: dona cabello para cambiar la vida de mujeres con cáncer. Foto: Shutterstock

Se necesitan de 9 a 10 mujeres para terminar una peluca; por eso, en Navidad, únete a esta campaña para donar cabello a las mujeres con cáncer de estratos 1, 2 y 3.

Ingrid Sánchez tiene 33 años, ama vestirse de rojo y la relaja pintar. En 2020 lamentablemente ingreso al grupo de las 15.000 mujeres que anualmente son diagnosticadas en Colombia con cáncer de mama, de las cuales, según las estadísticas más de 4.000 pierden la vida.

“De un día para el otro me quede calva. Luego de la primera quimioterapia perdí todo el pelo, no solo el cabello, también las cejas, las pestañas y hasta las uñas. Fue un proceso sorpresivo y doloroso. Tenía mucho miedo porque para mí cáncer, era igual a muerte.  Nadie se alcanza a imaginar lo devastador e impactante que es recibir este diagnóstico y luego enterarme que también debía perder el seno”, narra conmovida, Ingrid Sánchez, paciente diagnosticada con cáncer de mama en enero de 2020. 

Ingrid pertenece a ese grupo de mujeres que logra ganar la batalla. Pero, como en toda guerra, hay pérdidas y secuelas como la disminución de la fuerza física y mental, la intolerancia a ciertos olores y alimentos, el dolor en el cuerpo, los cambios en el estado del ánimo, y aunque parezca una trivialidad en ese listado de consecuencias negativas, pesa demasiado la caída del pelo.

“Realmente toda la situación es terrible. No tener fuerzas para hacer nada luego de ser tan productiva, sentir a la familia afectada, ver a los hijos sin acabar de entender todo lo que está pasando, tener tanto miedo y por su fuera poco, perder todo lo que me definía físicamente como mujer es muy doloroso y sin recursos económicos es una realidad aún más intensa y sensible”, explica Sánchez.

Ingrid Sánchez, la mujer receptora de la primera donación. Foto: Cortesía Fincomercio
Ingrid Sánchez, la mujer receptora de la primera donación. Foto: Cortesía Fincomercio

En noviembre y diciembre mientras millones de colombianos preparan sus viajes y fiestas navideñas,  2.500 recibirán el diagnóstico de padecer cáncer de mama; consciente de esa realidad, una reconocida cooperativa de ahorro celebra su aniversario haciendo lo que ha hecho durante 64 años, cambiar vidas y cumplir los sueños de millones de colombianos. 

En esta oportunidad con una emotiva campaña llamada “Donar tu cabello, cambia vidas”, busca invitar a los colombianos a donar pelo en condiciones usables para fabricar pelucas que serán entregadas a pacientes oncológicos de estratos 1,2 y 3, para quienes pagar los 2, 3 y hasta 6 millones de pesos que cuesta una peluca de pelo natural es absolutamente imposible; finalmente entregará el cabello a la Asociación Ámese, experta en dar soporte emocional a pacientes con cáncer.

El largo debe ser mínimo 25 centímetros, no importa si el pelo es lacio, crespo, con canas, con queratina o tinturado, todos son bienvenidos. No debe ser recogido del piso en una peluquería porque no sirve, ni tampoco ser empacado mojado en bolsas plásticas. Deber ser cortado al hacer una cola de caballo y recogido inmediatamente con un caucho. 

“Vamos a encargarnos de recoger el cabello, de llevarlo a nuestro aliado y de cuidar que las pelucas sean elaboradas por una familia de maestros artesanos que desde hace medio siglo solo trabajan con pelo natural, porque queremos que la peluca que cada mujer reciba sea símbolo de apoyo, solidaridad y amor en una donación hecha con lo mejor de lo mejor”, asegura emocionada, Gloria Gutiérrez, subgerente de la cooperativa.

El desconocido mundo de las pelucas de pelo natural 

Tal vez haces parte de esos millones de colombianos que ignoran todo el trabajo que implica y hay detrás de una peluca de cabello natural, que son más de 200 horas de trabajo si el proceso está a cargo de 5 personas, pero incluso un mes completo si el proceso es realizado por una sola persona. 

El dato más revelador es que se necesitan las donaciones de pelo de entre 9 y 10 mujeres para completar una sola peluca. La razón es que en cada donación el promedio de pelo es de 40 a 50 gramos y una peluca según el largo requiere entre 450 y 500 gramos. Adicionalmente en cada donación en el proceso de selección de los pelos sanos se pierde cerca de 30% al 40%. 

“Yo llevó más de 50 años en el arte de hacer pelucas, prótesis y extensiones con pelo natural, por eso, conozco de primera mano la tristeza y dolor en la que caen las mujeres al quedar calvas. Hay algunas que se encierran por meses en una tristeza profunda de la que salen sonrientes cuando por fin reciben su nuevo pelo” explica Jorge Sarmiento, creador de pelucas para pacientes oncológicos. “Algunas me han dicho que les parece peor perder el pelo que un seno porque la ausencia del seno se cubre con al vestirse mientras que el cabello es muy visible”, agregó.

Artículos Relacionados

+ Artículos