Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Una vacuna contra el Coronavirus puede acabar con especies de tiburones

Una vacuna contra el COVID-19 puede acabar con especies de tiburones porque de ellos se extrae el escualeno, una sustancia usada desde hace varios años en la producción de todo tipo de vacunas.

Actualización
Algunas especies de tiburones ya se encuentran en riesgo debido a la caza indiscriminada. Foto: Pixabay
Algunas especies de tiburones ya se encuentran en riesgo debido a la caza indiscriminada. Foto: Pixabay

Una vacuna contra el COVID-19 puede acabar con especies de tiburones porque de ellos se extrae el escualeno, una sustancia usada desde hace varios años en la producción de todo tipo de vacunas.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, el escualeno es una sustancia natural que se encuentra presente en animales, en los seres humanos y en las plantas, se elabora en el hígado y es uno de los componentes con los que se están desarrollando algunas de las vacunas contra el COVID-19.

El escualeno se extrae del aceite del tiburón y es utilizado desde hace décadas en la industria cosmetológica y farmacéutica, y también ha sido y es utilizado en la producción de vacunas, por lo tanto, la del COVID-19 no podría ser la excepción.

@LieInAugust

chale https://t.co/KlF8uK...

Ver tweet completo

Los grandes laboratorios utilizan el escualeno como un coadyuvante, es decir, un agentes o sustancias tensoactivas que refuerzan la respuesta inmunitaria, lo cual se traduce en un sistema inmunitario más fuerte, razón explicada también por la misma Organización Mundial de la Salud.

Una de las multinacionales farmacéuticas que actualmente participan en la carrera contra el reloj para tener lista una vacuna contra el coronavirus, ha utilizado escualeno para la producción de vacunas contra la gripa y también se encuentra usándolo para su vacuna contra el COVID-19.

Para lograr obtener el escualeno se necesitan grandes cantidades de tiburones, se dice que para lograr producir una tonelada de escualeno se necesitan 3.000 de estos animales y para producir una vacuna definitiva, se podrían necesitar 250.000, claro que el número podría doblarse en caso de necesitarse una segunda dosis, esto supone una catástrofe animal que muchos comienzan a advertir.

Los especialistas del mundo científico y animal están preocupados porque estas sustancias no se pueden “cultivar” en especies depredadoras como los tiburones, porque estos se reproducen poco durante su vida, por lo cual, cazar grandes cantidades disminuiría su número y pondría en peligro su existencia.

La producción masiva de a...

Ver tweet completo

Los especialistas no dicen que ya mismo se vayan a cazar esas cantidades de peces, es parte de un proceso que de todas maneras los va a afectar a ellos y a los diferentes ecosistemas, en resumen, también la especie humana se ve afectada porque lo que sucede con cualquier elemento de la naturaleza redunda en el resto.

No se puede depender del aceite de tiburón para la producción de vacunas para cualquier enfermedad, su continuidad en la tierra ya es alarmante porque existe desde hace años una sobrepesca de niveles preocupantes en los que las especies martillo, blanco y ballena reducen sus unidades.

Al tiburón no se le puede considerar como una amenaza, la mayoría de las personas no sabe que este animal tiene una importante función en nuestros ecosistemas y debe ser protegido, aunque muchos consideren que la vacuna contra el COVID-19 sea prioridad mundial.

TAGS: COVID19

Artículos Relacionados

+ Artículos