Por: Yuly Solis • Colombia.com

El presidente Iván Duque visita el departamento de Arauca y dice que "no hay zonas vedadas"

El presidente viajó al departamento días después de los ataques entre Eln y disidencia de las Farc, que dejaron al menos 30 muertos.

Actualización
Duque visita el departamento de Arauca. Foto: Twitter @IvanDuque
Duque visita el departamento de Arauca. Foto: Twitter @IvanDuque

El presidente viajó al departamento días después de los ataques entre Eln y disidencia de las Farc, que dejaron al menos 30 muertos.

El jefe de Estado llegó a Arauca, departamento fronterizo con Venezuela, pasada la medianoche y luego de asistir a un acto en el que Ecuador inauguró una nueva reserva marina en torno a las islas Galápagos.

"Llegamos esta noche a Arauca, donde pasamos revista a las tropas de los dos batallones que enviamos para reforzar y garantizar la seguridad del departamento", escribió Duque en Twitter.

El gobernante, que recorrió con los militares las calles de Arauca, la capital departamental, encabeza hoy un consejo de seguridad junto con el ministro de Defensa, Diego Molano, y los mandos del Ejército y de la Policía.

Duque expresó que está en Arauca acompañando a la población y a la vez verificando los dispositivos de seguridad ordenados para el departamento "porque en Colombia no hay zonas vedadas".

Los asesinatos en los primeros días de 2022 tuvieron lugar en diferentes zonas de los municipios de Tame, Fortul, Saravena y Arauquita, en el oeste de Arauca, que históricamente ha sido fortín del ELN y donde tras la firma de la paz con las FARC empezó a disputarles el territorio una disidencia de ese grupo.

Foto: Twitter

A raíz de la violencia guerrillera, Duque envió dos batallones del Ejército a Arauca para controlar la situación.

Los más de 600 militares, según explicó el ministro Molano, fueron desplegados en "puntos críticos" donde se presentaron confrontaciones y afectaciones a la población civil y también con el fin de hacer control territorial.

Familias desplazadas

El pasado jueves la Defensoría del Pueblo informó del desplazamiento de 170 familias, que suman unas 673 personas, por la violencia en Arauca.

La entidad dijo además que la violencia está produciendo temores y zozobra en la población venezolana que vive en la frontera con Colombia, pues aseguran que los enfrentamientos entre el ELN y las disidencias de las FARC se trasladaron al país vecino.

Según la Defensoría, al caserío de Aceitico, jurisdicción de Puerto Carreño, capital del departamento del Vichada, llegaron el pasado 11 de enero seis familias venezolanas desplazadas en busca de protección.

El organismo dijo que ha atendido directamente a 54 personas desplazadas que llegaron a la ciudad y también a unos 150 indígenas sikuani.

Según información de las comunidades, los grupos armados ilegales colombianos se enfrentan también en suelo venezolano y, por esta razón, más familias de ese país han abandonado sus casas y han huido a territorio colombiano y otras partes de Venezuela.

Arauca es un departamento petrolero y agropecuario donde hace décadas se hizo fuerte el Frente de Guerra Oriental del ELN, ahora desafiada por el Frente 10 de las disidencias, que ocupó espacios dejados por las antiguas FARC y que se financia principalmente con extorsiones, secuestros y tráfico de drogas.


 

Artículos Relacionados

+ Artículos