Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

En segundo día de búsqueda no se hallaron cuerpos del accidente del Salto del Tequendama

Los cuerpos de socorro completaron su segundo día de búsqueda de los cuerpos de los ocupantes del vehículo que en la madrugada del miércoles cayó a un precipicio en el Salto del Tequendama.

Los organismos de rescate trabajarán el viernes en una tercera jornada de recuperación de cuerpos. Foto: Youtube
Los organismos de rescate trabajarán el viernes en una tercera jornada de recuperación de cuerpos. Foto: Youtube

Los cuerpos de socorro completaron su segundo día de búsqueda de los cuerpos de los ocupantes del vehículo que en la madrugada del miércoles cayó a un precipicio en el Salto del Tequendama.

El trágico suceso de un automóvil que cayó al fondo del Salto del Tequendama con dos personas a bordo ha conmocionado a la nación y causado enorme pesar a sus familias, pero también ha puesto a los organismos de socorro a exigirse al máximo ante unas condiciones climáticas en contra de la operación de rescate.

En el segundo día de búsqueda no se logró dar con el paradero de los cuerpos de los ocupantes del vehículo, que en el kilómetro 8 de la vía Soacha-Mesitas del Colegio cayó a los más profundo de la caída de agua de 157 metros, pero su recorrido por el precipicio fue de 400 metros.

La niebla ha sido la protagonista de las jornadas de búsqueda y se ha convertido en el principal obstáculo para los cuerpos de socorro que buscan descender a lo profundo del salto del Tequendama para encontrar a las dos infortunadas personas.

Los ´paletilleros´ o personas que dan paso en la vía fueron las últimas personas en ver con vida al conductor, que, al parecer, se trata de Gerardo Segura, el propietario de un restaurante en la zona y que se presume, viajaba con una joven empleada de su negocio, de quien todavía no se conoce su identidad, pero solo hasta recuperar el cuerpo se confirmará.

Ayer se decía que el hombre de 47 años que conducía el automóvil sufría de depresión, pero algunos de sus familiares desmintieron esta versión y dijeron a los medios que regresaba de visitar a su esposa y a sus dos hijos, quienes residen en Soacha. Además, varios habitantes del municipio de San Antonio del Tequendama aseguran que ‘era un vecino de toda la vida’ y no tenía problemas emocionales, por lo que no dan crédito a la hipótesis de un suicidio.

La segunda jornada de búsqueda de los cuerpos inició el jueves a las 6 de la mañana y finalizó a las 8 de la noche por ausencia de luz, los Bomberos de San Antonio del Tequendama se encuentran realizando las labores de recuperación de los supuestos dos ocupantes, porque todavía no se confirma la versión de la joven acompañante.

Los bomberos rescatistas afirman que es posible que los cuerpos queden muy lejos del lugar en donde se encuentran los restos de los automóviles, así sucedió hace un par de años, cuando un hombre a bordo de su camioneta se lanzó al vacío, pero su cuerpo fue violentamente expulsado del vehículo.

La labor de búsqueda es apoyada con drones, pero la espesura de la vegetación de la zona y la niebla que se produce, especialmente por la temporada invernal, no ayudan a realizar óptimamente la tarea.

El paradero de los cuerpos sigue siendo un misterio y las autoridades no creen que se encuentren en el río Bogotá porque este se encuentra distante del salto. Desde tempranas horas del viernes se iniciará la tercera jornada de búsqueda, pero las autoridades afirman que solo con el análisis de los cuerpos se podrán determinar las causas de este caso: suicidio, falla mecánica, estado de embriaguez, microsueño y exceso de velocidad, entre otras.

Artículos Relacionados

+ Artículos