Por: Stephanny Pinzón • Colombia.com

Los 5 policías implicados en el crimen de Juan Pablo González fueron enviados a la cárcel

Para el juez, las pruebas presentadas por el ente acusador son muestra de que los policías pudieron evitar el crimen. 

Juan Pablo González, presunto violador de Hillary Castro, murió por homicidio según indicó Medicina Legal. Foto: Twitter @FiscaliaCol
Juan Pablo González, presunto violador de Hillary Castro, murió por homicidio según indicó Medicina Legal. Foto: Twitter @FiscaliaCol

Para el juez, las pruebas presentadas por el ente acusador son muestra de que los policías pudieron evitar el crimen. 

Luego de conocerse las imágenes forenses del cuerpo de Juan Pablo González, el juez once de control de garantías de Bogotá envió a la cárcel a los cinco policías, tras ser señalados de ser presuntos cómplices del asesinato del hombre que se encontraba privado de la libertad en una URI de Puente Aranda.

González, quien fue capturado tras ser acusado como el presunto abusador de Hillary Castro, habría sido torturado en la celda donde permanencia. En medio de la audiencia, se conocieron videos de la Fiscalía que dejarían en evidencia cómo los policías no evitaron que otros reclusos torturarán al hombre.

De acuerdo con el ente acusador, González presentaba 50 lesiones en su cuerpo, producto de la golpiza recibida por otros detenidos en la URI, además, comentó que los integrantes de la Policía que estaban como responsables de custodiar a González, pudieron impedir que los otros presos lo lesionaran, torturaran y le quitaran la vida, pero que no quisieron hacerlo.

"A Juan Pablo González Gómez le raparon su cabellera, lo condujeron al baño, lo obligaron a bañarse y lo golpearon durante 27 minutos seguidos con puños y patadas, lesionándolo hasta que perdiera la vida”, dijo el fiscal encargado del caso, Daniel Gómez.

Estos hechos se presentaron en presencia de los uniformados que estaban a pocos metros del lugar, quienes al parecer observaron como llevaban a González ya con la cabeza rapada. “Miren la distancia a la que están los cuatro patrulleros, miren la visibilidad que tienen y, sobre todo, escuchan a la persona que están matando”, expresó el fiscal.

Así las cosas, el juez estuvo de parte de la Fiscalía, al advertir que ante la omisión de los policías se podría demostrar que eran un peligro para el proceso porque está latente la posibilidad de que puedan influir en los reclusos y uniformados testigos para silenciarlos.

“Es supremamente grave, muy delicado y que va contra el Estado social de derecho, esas actitudes, cualquier persona que de aquí a mañana llegue por cualquier delito puede estar sometido a situaciones similares, de acuerdo con los elementos probatorios no puede ser una norma y la Fiscalía debe investigar. En el Estado social de derecho impera la ley, no del imperio de las personas privadas que quieran hacer justicia por su propia mano”, dijo el juez.

Finalmente, el juez le solicitó a la Fiscalía investigar posibles casos similares, considerando entonces que en esa URI opera la ley del “silencio” y los privados de la libertad serían los que mandan.

Video tomado de Noticias Caracol

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Colombia.com