Actualización: Mar, 28 / May / 2019 7:18 am
Colombia.com Bogotá Lun, 17 / Dic / 2018 1:21 pm

Guillermo Cano: El hombre que desenmascaró el narcotráfico en Colombia

Como director de El Espectador, Cano se plantó en una guerra ideológica contra el narcotráfico. 

¿Quién fue Guillermo Cano?
Guillermo siguió con el legado de la familia Cano en la prensa colombiana. Foto: Twitter

El 17 de diciembre de 1986 es recordado como un día de luto para el periodismo colombiano, pues fue el día en el que Guillermo Cano, antiguo director del  periódico El Espectador,  fue asesinado por sicarios mientras salía de su oficina, en Bogotá.

Durante los años de su vida, Guillermo se había convertido en blanco de Pablo Escobar, principal capo de 'El Cartel de Medellín', debido a las acusaciones y críticas que hacía sobre él, por medio de sus artículos en el periódico.

“Así como hay fenómenos que compulsan el desaliento y la desesperanza, no vacilo un instante en señalar que el talante colombiano será capaz de avanzar hacia una sociedad más igualitaria, más justa, más honesta y más próspera”, fueron las últimas palabras escritas por el periodista, y que aparecen en un editorial publicado el mismo día de su asesinato.

Sin embargo, aunque durante años se supo que Guillermo Cano estaba en la mira de 'El Cartel de Medellín', no fue sino hasta el pasado 27 de mayo que se empezó a dar claridad sobre los hombres que intervinieron directamente en su magnicidio: alias 'Popeye' y alias 'Maxwell.

Los hombres de confianza de Escobar habrían sido los autores intelectuales de este asesinato, según informó la Fiscalía General, por supuesto, regidos por las órdenes de su "patrón".

"Sobre alias 'Popeye', hay indicios que darían cuenta de su participación en una reunión en la que los cabecillas de 'El Cartel de Medellín', entre ellos Pablo Escobar, concertaron atentar contra Guillermo Cano Isaza por sus publicaciones contra la organización narcotraficante y definieron la forma y quiénes ejecutarían el crimen", indicaron las autoridades.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

"Guillermo Cano"

Debido a su importancia en la historia colombiana, en los últimos años varios medios de comunicación colombianos se han tomado la tarea de mostrar lo mejor de Guillermo Cano como periodista ejemplo en el desarrollo de esta profesión en el país.

Sin embargo, su medio; su hijo, El Espectador, además de mostrarlo como un increíble profesional, también ha reflejado quién era Guillermo Cano como persona.

Entre las curiosidades que nombra la publicación, se destacan:

Corazón de ‘León’

Desde su creación, Guillermo fue acérrimo hincha de Independiente Santa Fe. El periodista tuvo la oportunidad de ver el primer campeonato del equipo ‘cardenal’, en 1948. Desde entonces, “Guillermo Cano siempre fue el primero en sacar pecho por las victorias del equipo cardenal”, en la sala de redacción, explica el diario.

Defensa de la libertad

Cano fue uno de los cuatro periodistas que abogó ante el presidente Rojas Pinilla por la no censura de El Siglo (nombre de El Tiempo durante dicha censura).

“La gestión tuvo pleno éxito. Al estudiar con ecuanimidad y tranquilo criterio los puntos de vista de los periodistas liberales, el gobierno dio una prueba elocuente del espíritu que lo anima. Acepta la colaboración de la opinión pública y las insinuaciones que para el bien común le hagan los ciudadanos tranquilos”, es un fragmento de la revista Semana, en 1953, en la que explica la aprobación final del Gobierno colombiano a las peticiones de Guillermo Cano y los otros tres periodistas.

A pesar de ser un directo competidor, Guillermo defendió los derechos de El Tiempo, y la familia Santos, dueños de dicho medio.

Su lucha contra el narcotráfico

Sin embargo, para El Espectador el recuerdo más valioso que dejó su director fue la lucha del mismo en contra de la violencia generada por el mal del narcotráfico en Colombia.

Es por esto que el medio rescató del polvo una de las columnas más importantes de la Libreta de Apuntes de Cano, titulada “¿Dónde están que no los ven?”, encausada a la captura de Pablo Escobar. “Se sabe quiénes son y por dónde andan los fugitivos de la justicia; muchas gentes los ven, pero los únicos que no los ven o se hacen que no los ven son los encargados de ponerlos, aunque sea transitoriamente, entre las rejas de una prisión”, escribió.

Ahora bien, el golpe más duro de El Espectador y de Guillermo, al accionar de Pablo Escobar, fue el primero. El 25 de agosto de 1983, el periódico fue impreso con una nota de 1976 que demostraba los nexos que Escobar tenía con el narcotráfico. En dicho año, ‘El Patrón’ fue capturado con otros cinco hombres por transportar 39 libras de cocaína. Curiosamente, diez años después (1986), Guillermo Cano sería asesinado por orden de uno de esos hombres.

Sin duda alguna, un hecho que marcó la historia del conflicto y el periodismo en este país.

Christopher Ramírez - Colombia.com