Por: María Andrea Suárez • Colombia.com

Renunció directora del ICBF en Antioquia: “no aguanto tanto maltrato” contra los niños

Selma Roldán, directora del ICBF en Antioquia, se vio muy afectada por el caso de un niño con desnutrición y maltrato infantil que falleció por esta situación. 

Renunció Selma Roldán, directora del ICBF en Antioquia. Foto: ICBF
Renunció Selma Roldán, directora del ICBF en Antioquia. Foto: ICBF

Selma Roldán, directora del ICBF en Antioquia, se vio muy afectada por el caso de un niño con desnutrición y maltrato infantil que falleció por esta situación. 

Renunció la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) en Antioquia, Selma Patricia Roldán, tras el caso del pequeño Bryan, un niño que presentaba signos de violencia, abuso sexual y desnutrición. 

La noticia conmocionó a la funcionaria el pasado 4 de mayo. “Me contaron de Bryan. Me dijeron que el niño iba en ambulancia, que estaba golpeado, desnutrido, con presunto abuso sexual. Luego llegué al Pablo Tobón y pude ver la tristeza del equipo médico por no poder hacer nada porque al final nunca reaccionó”, señaló en declaraciones para la revista Semana. 

El menor de un año y siete meses falleció después de luchar por su vida en la Unidad de Cuidados Intensivas, UCI, del Hospital Pablo Tobón Uribe. De acuerdo con la directora, al parecer estos abusos habrían sido por parte del padrastro del menor. 

Aunque la directora del ICBF en ese departamento aseguró que le hizo el duelo a este caso como a otros en los que trabajó durante los seis años que estuvo en el cargo, la historia de Bryan la afectó demasiado. “Lloré mucho y reconozco que me afectó tanto que me venció”, dijo. 

A su vez, Roldán agregó que “tanto maltrato en un cuerpo tan pequeño no se soporta y no lo pensé dos veces para renunciar. Es que aún no lo puedo creer, porque un niño como Bryan no es autónomo”. 

Por otro lado, destacó importantes logros durante su gestión como la instalación de mesas de infancia y adolescencia, siendo este uno de sus mejores legados y resaltó que siempre cumplió con los lineamientos de la entidad en materia de contratación, buen manejo de recursos y auditorías. 

No obstante, reiteró que su corazón no resiste una lucha más en vano pues aún se pueden apreciar a menores que son utilizados para la mendicidad y dijo que su labor la ha dejado enferma. Por tal razón, ahora se dedicará al cuidado de sus esposos y sus dos hijos. 

“Mi cuerpo me pasó factura, empecé a sufrir de la presión, cansancio, fatiga y hasta tengo estrés determinado por un médico”, reveló, resaltando la importancia de la salud mental, teniendo en cuenta que la afectación de la misma es una de las problemáticas que crece en la infancia y adolescencia. 

“No hay cupos, ni más hospitales para manejar la salud mental de los niños. No hay ofertas y eso lo lleva a uno a repensarse y llegó el punto final. No quiero que después me toque buscar a mí, un cupo porque mi cuerpo y mi cordura llegaron al límite de salud”, señaló Roldán ante ese medio de comunicación. 

Finalmente, contó que esta decisión también tiene que ver con el aparente aumento de trabajo que se viene presentando desde el inicio de la pandemia de la COVID-19, ya que el maltrato intrafamiliar se disparó en los hogares colombianos. 

“Trabajamos como máquinas en los tiempos de la norma, los casos son cada vez más aberrantes, los golpes son más y más para nuestros niños. Cada vez son más abusados. Datos impresionantes como niñas de 10 a 14 años embarazadas y parece ser el pan de cada día”, concluyó.

Artículos Relacionados

+ Artículos