Colombia.com Bogotá Jueves, 27 / Jul / 2017

Magistrada víctima de maltrato psicológico rompió su silencio

Luz Stella Conto aseguró que por años fue víctima de violencia psicológica por parte de su exesposo, con quien se casó desde 1978.

Magistrada víctima de maltrato psicológico rompió su silencio
Foto: Rama Judicial

La magistrada del Consejo de Estado, Luz Stella Conto Díaz del Castillo, integrante de la Comisión de Género de la Rama Judicial, protagoniza un caso de violencia intrafamiliar que culminó con una batalla judicial que falló a su favor.

En diálogo con Blu Radio la magistrada narró su historia que inició en 1978, cuando se casó y desde el mismo momento de la luna de miel iniciaron los maltratos psicológicos (emocionales y económicos), situación que por años la hizo vivir una doble vida.

Mientras se destacaba por los fallos que protegen derechos de las mujeres, callaba y fingía que su vida era perfecta "porque fue una situación que nunca se mostró públicamente".

Te puede interesar: Andrés Felipe Arias compró apartamento de $700 millones en Bogotá 

Señaló que la decisión de divorciarse de su esposo Virgilio Albán Medina la tomó luego de que se dio cuenta que el maltrato emocional podía terminar en algo mayor que la afectaría a ella y a sus hijos, quienes en todo momento la respaldaron y testificaron a favor de ella en el proceso.

“Yo le manifesté al señor que esa situación no iba más y me demoré en adelantar el proceso de divorcio por el miedo que eso infunde”, sostuvo.

Concluyó invitando a todas las víctimas de violencia a que se liberen y actúen. "Las autoridades están ahí, para ayudar, para evitar tragedias".

Te puede interesar: Caso Odebrecht: Estados Unidos cancela visa de Bernardo "Ñoño" Elías

A la par de que enfrentaba el proceso de divorcio, inició una batalla judicial para ser reparada por el daño que tuvo que enfrentar: Su derecho de "vivir libre de violencia, discriminación de género y violencia intrafamiliar".

Tras una batalla legal, la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia falló a favor de ella para una reparación. La decisión señala que, sin importar el sueldo que gana (27 millones de pesos), como víctima puede ser reparada, y que en este caso se debe fallar con un enfoque de género.

Colombia.com