Colombia.com Bogotá Martes, 05 / Sep / 2017

Visita del papa Francisco propició el cese al fuego bilateral

Si las negociaciones entre el Gobierno y el ELN  avanzan, éstas tendrían "un carácter político que terminará incidiendo en las próximas elecciones presidenciales", asegura el docente Alejo Vargas Velásquez, de la Universidad Nacional de Colombia.

Visita del papa Francisco propició el cese al fuego bilateral

Para el profesor Alejo Vargas Velásquez, director del Centro de Pensamiento de Seguimiento al Diálogo de Paz, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), la visita del papa Francisco constituye un estímulo para que tanto la delegación del Gobierno como la del ELN encuentren una fórmula que permita hacer el anuncio al país de un cese bilateral al fuego.

Aunque en otras circunstancias la implementación de este tipo de mecanismos hubiera podido tomar más tiempo, para el analista no resulta una sorpresa que la presión de un hecho como la visita del papa le imprimiera una dinámica distinta al proceso.

En tal sentido llama la atención en que si bien la Iglesia jugará un papel determinante en lo que respecta al proceso de verificación del cese bilateral –junto con delegados de la ONU, el Gobierno y el ELN–, está claro que las negociaciones que se desarrollan en Quito (Ecuador) solo contarán con la organización subersiva y la delegación encabezada por Juan Camilo Restrepo como únicos protagonistas.

Te puede interesar: Carta de Álvaro Uribe al papa Francisco

Si a ello se suma que se ha abierto un compás de cerca de un mes para la implementación del cese bilateral de hostilidades, este sería el impulso que requeriría con urgencia el proceso hacia un acuerdo de paz definitivo, no obstante la complejidad que implica desarrollar los protocolos de verificación, además de que tanto el Gobierno como la guerrilla puedan informar sobre el desarrollo de los mecanismos acordados.

Aunque existe el riesgo de que se presenten hechos aislados que afecten el cese bilateral al fuego, para el profesor Vargas será indispensable que toda la estructura militar del Gobierno, junto con quienes conforman el ELN, conozcan a cabalidad aspectos vitales como la posibilidad de que se establezcan unos lugares de concentración específicos.

“Este es un hecho político que se verá ratificado en el campo militar el primero de octubre”, puntualiza el docente, para quien si bien el anuncio demuestra que existe un gran interés por parte de las dos partes en avanzar en las negociaciones, queda descartado que se pueda llegar a un acuerdo definitivo antes de que culmine el actual periodo presidencial.

“Lo importante es que el conjunto de la sociedad rodee el proceso, de tal manera que se pueda avanzar en puntos como el de participación, democracia y transformación, y que se puedan dar las condiciones para prorrogar la medida”, precisa el docente, para quien será de gran importancia apoyar a un candidato que se comprometa a darle continuidad tanto a los acuerdos alcanzados en La Habana con la Farc, como a los que se desarrollan con el ELN.

Te puede interesar: Video: Papa Francisco envía un mensaje a Colombia antes de su viaje

Puesto que cada uno de los puntos tiene algún grado de complejidad y una negociación de este tipo nunca será fácil, lo importante será comenzar a darle trámite al punto correspondiente a la participación de la sociedad en la construcción de la paz, que muchos consideran como la columna vertebral del proceso.

“Si el proceso avanza y se llegan a consolidar acuerdos parciales, incluso tendrá un carácter político que terminará incidiendo en las próximas elecciones presidenciales, además de constituir un factor que quien quiera que fuese el elegido estaría interesado en concluir”, anticipa el profesor Vargas.

En tal sentido, el profesor es enfático en recordar que cuando se ha logrado construir confianza entre las partes, es más fácil abordar cuestiones que se veían muy complejas.

Agencia de Noticias U.N