Por: Stephanny Pinzón con EFE • Colombia.com

Tensión en Cali por gran desalojo en zonas de invasión: familias dicen que no fueron avisadas

Autoridades de la ciudad precisaron que había sido un consenso entre las partes, pero habitantes contradicen la versión y dicen que no fueron avisadas. 

Habitantes se toman hoy de las manos para evitar el desalojo de un predio invadido por 1.500 familias. Foto: EFE EFE/ Ernesto Guzmán
Habitantes se toman hoy de las manos para evitar el desalojo de un predio invadido por 1.500 familias. Foto: EFE EFE/ Ernesto Guzmán

Autoridades de la ciudad precisaron que había sido un consenso entre las partes, pero habitantes contradicen la versión y dicen que no fueron avisadas. 

Este jueves 6 de octubre, se vivieron fuertes tensiones entre los vecinos del asentamiento y las autoridades locales y fuerzas de seguridad. Lo anterior por cuenta del desalojo de unas 1.500 familias en el oriente de Cali, en una de las zonas de "invasión" más grandes de esa ciudad.

"Con toda la garantía de derechos humanos y junto a la fuerza pública, el Ministerio Público y distintos organismos de la Alcaldía de Cali se inició la recuperación de más de 30 hectáreas que habían sido ocupadas de manera ilegal en el predio Aldovea -corregimiento Navarro-", indicó la Alcaldía de Cali en un comunicado.

El asentamiento comenzó, al parecer, el año pasado con motivo del paro nacional (ocurrido entre abril y junio), detalló César Lemos, subsecretario de Gobierno de Cali, y cuenta con una parte que es privada y otra que es pública, propiedad del distrito, donde está proyectado que se construya la Universidad Distrital.

Además, estas familias "están conectadas fraudulentamente al servicio eléctrico, es más, adquirieron unos transformadores e hicieron unas instalaciones incluso con postes de concreto en el asentamiento", explicó Lemos, quien indicó que ya se ha cortado el servicio eléctrico.

Según esta información, el desalojo había sido consensuado con la comunidad, que habría "permitido el acceso al lote para ejecutar el proceso de manera programada, paulatina y progresiva", en palabras del secretario de Seguridad y Justicia Distrital, Jimmy Dranguet Rodríguez.

"La ruta de invadir predios públicos y privados para resolver la vivienda es equivocada y no la aceptamos, para las comunidades necesitadas instalamos mesas de trabajo para concurrir con el Gobierno Nacional y así adquirir tierra y posibilitar mecanismos alternativos de construcción", aseguró tras la jornada de desalojo el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina.

A esto añadió que para los que "venden" tierras "aprovechándose de las necesidades de nuestra comunidad la ruta es la judicialización", por lo que serán denunciados ante la Fiscalía, informó el funcionario en un mensaje publicado en sus redes sociales.

¿Qué dicen las familias?

Por otra parte, la versión de las autoridades fue desmentida por los vecinos del predio. La situación es "muy difícil porque no dijeron que iban a desbaratar las casas así", explica Diana Castro, una de las vecinas de este asentamiento, a EFE.

"Si hubiesen dicho con tiempo, ayer o hace dos días, uno hubiera arreglado las cosas para desalojar bien, como se debe, pero no, lo sacan a uno, no le dan ni solución ni nada", lamentó Castro, a lo que agregó que no sabe dónde ir tras ser desalojada ni cómo "conseguir comida" para su hijo.

Aunque los vecinos aseguran no ser conocedores de la decisión de desalojo, la Alcaldía afirma que la medida "fue comunicada desde el pasado 26 de septiembre de 2022". En la operación han participado unos 1.600 uniformados de la Policía Nacional y 2.000 funcionarios de la Alcaldía, así como han sido utilizados camiones para los trabajos.

Video tomado del El País Cali

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Colombia.com