Política

Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

A Gustavo Petro no le gusta el gas y quiere apurar el proceso de transición energética

Gustavo Petro, presidente de la República, manifestó ante la ANDI en su asamblea en Cartagena que no le gusta el gas porque no es limpio y motiva a una desgasificación y descarbonización del país.

El presidente Gustavo Petro ha tenido una primera semana de Gobierno bastante agitada. Foto: Youtube
El presidente Gustavo Petro ha tenido una primera semana de Gobierno bastante agitada. Foto: Youtube

Gustavo Petro, presidente de la República, manifestó ante la ANDI en su asamblea en Cartagena que no le gusta el gas porque no es limpio y motiva a una desgasificación y descarbonización del país.

El presidente de la República Gustavo Petro manifestó ante la ANDI, la Asociación Nacional de Industriales de Colombia, en su Asamblea en la ciudad de Cartagena, la necesidad de implementar la transición energética del país pasando del gas a la electricidad y también descarbonizando la economía.

Gustavo Petro afirmó ante los industriales colombianos encabezados por el presidente de la ANDI, Bruce Mac Master, que no le gusta el gas y que busca remplazarlo por electricidad como parte del proceso de transición energética y de energías limpias, insistiendo en convertir al país en una potencia mundial en esta materia.

Gustavo Petro apuntó que no le gusta el gas ‘porque no es limpio’ y que su objetivo es que en al país se adopten energías limpias como la solar y la eólica, motivando de paso a los empresarios del petróleo a transitar a un mundo de energías limpias.

“Implica entonces generación de energía solar, de energía eólica. Se puede hacer en grandes granjas o en el techo de mi casa; implica descarbonizar los procedimientos, pasar del gas a la electricidad y garantizar una matriz 100% limpia en la electricidad”, indicó el presidente Petro.

El mandatario considera que con energías limpias la energía resultará más barata y los productos generados a través de ella también, además de que se venderían más y mejor porque no tienen huella de carbono, algo que se espera implementar en corto tiempo en un mundo que cada vez mira hacia las energías limpias.

Gustavo Petro señaló que los productos que tienen una mayor huella de carbono comenzarán a ser tener mayores gravámenes, justamente por su impacto negativo en el medioambiente como generadores de efecto invernadero.

Estas declaraciones de Gustavo Petro en las que manifiesta no gustarle el gas natural son el reflejo de su política de transición energética y se presentan cuando su ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, manifestó en una entrevista radial que causó polémica, que el gas natural podría comprarse a Venezuela en caso de que las reservas del país comiencen a resultar escasas.

Las afirmaciones de la ministra fueron tergiversadas por algunos, pues consideraron que la alta funcionaria aseguraba que se compraría el gas a Venezuela aprovechando la conexión existente, cuando en realidad habló la posibilidad de hacerlo solo en caso de que las reservas de gas en el país no permitan el abastecimiento interno.

Los gremios de los combustibles e hidrocarburos consideran que la compra de gas a Venezuela podría cuadruplicar su valor, sin embargo, el proyecto de energías limpias y de transición energética de Gustavo Petro consiste en cesar la exploración de gas, petróleo y carbón, en la medida en que se avance con la utilización de energías limpias como la solar y la eólica.

Artículos Relacionados

+ Artículos