Colombia.com Bogotá Lunes, 22 / Abr / 2019

Areandinos forman a excombatientes en emprendimiento en zonas veredales

La Fundación Universitaria del Área Andina fue la primera institución privada avalada para participar en el proyecto de voluntariado en las zonas veredales en Colombia.

La investigación fue hasta mayo del 2018. Foto: ShutterStock
La investigación fue hasta mayo del 2018. Foto: ShutterStock

Con la firma del Acuerdo de Paz entre el gobierno colombiano y la antigua guerrilla de las FARC, se pusieron en marcha las zonas veredales que desde el 2019 se llaman Espacios de capacitación y reinserción. Uno de ellos fue el espacio ubicado en Mesetas, Meta, bajo el nombre de Buenavista y más conocido como Mariana Pérez.

Te puede interesar: ¿Qué debo saber si quiero estudiar en Australia?.

Justo allí, el grupo de investigación QUIPUS de la Fundación Universitaria del Área Andina se involucró para comenzar a ayudar a la comunidad de excombatientes que buscaban la forma de volver a la vida diaria, como parte del compromiso con el gobierno colombiano. 

En primeros acercamientos, una de las estudiantes del grupo logró abrir paso para que Areandina aplicara ante la ONU, los países garantes del proceso de paz y todos los entes necesarios para convertirse en la primera institución privada en participar en un programa de voluntariado en zonas veredales.

Te puede interesar: Areandina, líder en inclusión y educación virtual.

“Los excombatientes no tienen una fundamentación contable ni cómo postularse a convocatorias, sí que nosotros los formamos y los ayudamos a ser independientes”, explicó Efrén Ariza, Docente investigador del Programa de Contaduría Pública de Areandina y líder del Grupo QUIPOS, que fue el encargado de llevar a cabo esta investigación que comenzó como un pequeño proyecto en el 2015 que apoyaba a poblaciones vulnerables en Ciudad Bolívar y en las localidades de Santa Fe y Suba y que se llamaba “Herramientas de Contabilidad de Gestión para comunidades que reconstruyen sentido social”.

Cuando se presentó la oportunidad de realizar el trabajo de campo en la zona veredal, las personas preguntaban ¿Por qué Contaduría reconstruyendo tejido social? “Porque las comunidades tienen que volver a comenzar porque llegan de múltiples zonas y de múltiples conflictos del país a establecer relaciones de confianza y están excluidos del mercado formal de trabajo, educación y de salud y ellos mismos establecen emprendimiento”, cuenta Ariza.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las carreras con mayor futuro laboral en Colombia?.

El docente y su grupo de investigación, encontraron que la mayoría de los excombatientes “no cuentan con una fundamentación contable ni cuáles son activos ni el control de los inventarios ni cómo postularse a convocatorias de gestión de recursos”.

Por eso emprendieron esta investigación mezclada con trabajo de campo donde capacitaron a 50 personas de las 178 que se encontraban reportadas en la zona. Junto con QUIPUS se realizaron talleres de Contabilidad básica, Formulación de Proyectos, Producción de Inventarios y Emprendimiento, con el fin de que este grupo comprendiera la dimensión de tener una proyección y una metodología en un negocio nuevo.

El grupo investigativo trabajó en la zona durante todo el segundo semestre de 2017 y el primero de 2018. Uno de los resultados de esta investigación, va ligada a la generación común de una bolsa de recursos para financiar proyectos productivos, eso lo hacen los países amigos por medio de una cooperativa que se llama ECOMUN. Ellos seleccionan los proyectos y les asignan dinero para potenciarlos.

Para Areandina fue pertinente llevar a cabo esta investigación debido al aporte con el proceso de paz y al desarrollo social y causar un impacto positivo.

“Como Fundación Universitaria tenemos una responsabilidad muy fuerte en términos de investigación formativa, por eso hemos motivado a los estudiantes para que tengan publicaciones con Colciencias y se formen en escritura de textos académicos y puedan ir a otros países a presentar sus proyectos para fortalecer sus experiencias”, agrega Ariza.
 
El Grupo QUIPUS comenzó en el 2014 con el objetivo de plantear cómo la Contabilidad puede contribuir a enfrentar la crisis ecológica actual y participar en la generación de cambios en nuestras actividades cotidianas que permitan defender todo tipo de vida en el planeta. “Del semillero han formado parte 25 estudiantes y hemos presentado más de 100 ponencias en eventos académicos”, agrega Ariza.

Gracias a este primer paso, Areandina abrió más iniciativas con objetivos de apoyar y aportar los procesos de paz y la construcción del tejido social desde un programa que no es usual que esté relacionado con proyectos de este tipo pero que ha sido reconocido con tres premios en eventos académicos de semilleros de investigación.

De hecho, quienes trabajaron en esta investigación ya son graduadas de Areandina y siguen vinculadas a este semillero como Yeimy Patricia Sanabria Guachetá, Helen Astrid Vargas Posada, Diana Paola Rodríguez Ríos y Stefanny Montañez.

Liliana Matos Zaidiza - Colombia.com