Colombia.com Bogotá Lunes, 28 / May / 2018

La abstención disminuyó, pero continúa siendo alta

El 46,03% del abstencionismo en los colombianos demuestra que aún existe desinterés en ellos para sufragar.

La abstención disminuyó, pero continúa siendo alta
Foto: Registraduría Nacional

En comparación a contiendas electorales anteriores, esta vez los colombianos salieron masivamente a ejercer su derecho al voto, sin embargo, aún no se logra que participen el 100% de los votantes, catalogando ese hecho como una utopía.

En las elecciones de este 27 de mayo, sufragaron 19.636.714 ciudadanos, representando un 53,38%, frente al 46,03% restante que no lo hizo, equivalente a 17.147.226. Las cifras reflejan que aún hay colombianos apáticos o indiferentes ante la decisión de votar y escoger un nuevo rumbo para el país.

El presidente Juan Manuel Santos dijo que había triunfado la democracia, pero muchos no lo creen así, ya que aún existe el temor a votar por parte de los ciudadanos, no obstante, gran parte de los colombianos creen que es un logro que se haya alcanzado ese nivel de votación.

Cabe destacar, que en el país hay más abstención en primera que en segunda vuelta. Por ejemplo, hace cuatro años bajó del 59 % al 54 % entre una y otra, pero en 2010, cuando Juan Manuel Santos era el virtual ganador frente Antanas Mockus, subió del 51 % al 56 % en segunda.

Al respecto de la jornada celebrada el pasado domingo, expertos políticos opinan que una de las causas de la abstención de un grupo tan amplio de colombianos piensa que “la política no les resuelve los problemas que tienen a diario”. Asimismo, agregan que no asistir a las urnas es “un derecho que nos hemos ganado los ciudadanos y, aunque parezca un contrasentido, creo que el hecho de votar o no, también es una libertad democrática en la sociedad”.

Te puede interesar: Voto en blanco: Sin efecto en la segunda vuelta Presidencial

¿Cómo acabar con la abstención?

El gobierno colombiano requiere incentivar la política desde los colegios para que los jóvenes no sean apáticos a los procesos electorales, ni a la democracia en general, que sepan que la normativa tiene vigentes procesos de participación, que deben ser apropiados por los ciudadanos, pero ahí está el punto clave: educar.

De igual manera, el Gobierno y la ciudadanía tendrían que 'darse la pela' para que desde los colegios se promueva el derecho al voto, porque no es una labor que deba ser asumida solo por los políticos. Se debería crear una cátedra que impulse la participación y el interés ciudadano.

A puertas de una segunda vuelta el próximo 17 de junio, los resultados anteriores podrían inferir que no habrá grandes cambios y, aunque aún es prematuro para definir las alianzas que llegarán durante esta semana, analistas políticos afirman que el voto de opinión volverá a marcar tendencia, pues la discusión se concentrará en discursos de izquierda y derecha.


No dejes de ver:

 

Ma. Gabriela Garofalo - Colombia.com